LA GRAN ESTAFA

*****

En 2003 se estrenó una película llamada El Precio de La Verdad. Narraba las experiencias de un joven periodista que trabajaba para The New Republic que tenía la habilidad de conseguir las mejores historias. Desgraciadamente ninguno de esos brillantes artículos era real y los había inventado llegando incluso a falsificar la documentación que había aportado como pruebas. Sthephen Glass, que era su nombre real fue despedido y publicó algo después un libro sobre la historia que ocasionó el escándalo.


Me encantan las películas sobre escritores y periodistas. Quizás porque suelen tener cosas interesantes que decir y reflexiones bastante comprometidas sobre cualquier tema de actualidad que se precie. Si uno esto a la fascinación que despiertan personajes como Howard Hughes (para los que tienen tendencia a olvidar ya se llevó una biografía al cine recientemente de la mano de Scorsese con El Aviador) la verdad es que la combinación promete ser explosiva.


En este caso es Clifford Irving el que engaña en plena década de os 70 a toda la industria editorial americana prometiendo una biografía autorizada del personaje más buscado del momento. Desde el momento en que acepta el encargo se ve obligado a falsear y mentir para guardar las apariencias en auténticos y grotescos intentos de no ser descubierto.


La película dirigida por Lasse Hallström y protagonizada por Richard Gere. Nunca me ha gustado mucho este actor que desde los ochenta es flojo (en el sentido más literal de la palabra) y que carece de carisma dentro y fuera de la pantalla lo que resta mucha efectividad a un personaje que debería ser capaz de engañar con sus palabras a medio América. Quizás la comparación con la anterior cinta mencionada sea muy negativa para La Gran Estafa ya que mientras una opta por un efectivo y conciso metraje en esta se escapan temas a lo largo de casi dos horas interminables. El resultado general es bastante decepcionante.



PROS: El tema sigue pareciéndome interesante. Tanto que probaré la versión literaria e intentaré olvidar la cinematográfica.


CONTRAS: Las incomprensibles e innecesarias ilusiones mentales del protagonista cual sacdas de Una Mente Maravillosa y que no vienen a cuento.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario