LA BESTIA NEL CUORE

*****

Los abusos infantiles son una de las experiencias más difíciles de tratar con dignidad y coherencia en la gran pantalla. Delicadeza, equilibrio y buena mano se necesita para llegar a buen puerto con un tema tan controvertido pero en el caso de La Bestia Nel Cuore lo consigues a base de esconder en lugar de enseñar con un buen pulso del guión y regia de Cristina Comencini.


Sabina empieza a tener sueños extraños unos sueños que necesitan una explicación para poder continuar con su vida. Por eso decide ir a ver a su hermano a América para conseguir poner un poco de orden en su vida. Mientras todo su mundo sigue girando sin ella mientras las piezas de su propio rompecabezas van encajando dolorosamente.


Los mejores interpretes italianos han coincido en una película cruda y directa con conversaciones perfectas y equilibradas a la vez que coherentes a pesar de la abstracción de los sentimientos que desprenden cada una de ellas. Ansias, amores e inseguridades llevados a extremos sin caer en tópicos.


De una delicadeza inmensa con unos personajes perfilados con trazo fino son el mayor acierto de este melodrama. Todos ellos con heridas interiores que necesitan ser sanadas porque su mayor monstruo está en el corazón.



PROS: Luigi lo Cascio (I Cento Passi, La Vita che Vorrei)


CONTRAS: No le acabo de encontrar el punto a Giovanna Mezzogiorno.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

6 Opiniones Constructivas :

  1. Gracias por acercarnos este film que toca un tema difícil. Te dejo un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me da la sensación de ser el tipo de film que se apoya en personajes construidos desde un drama profundo. La apunto. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Acabo de ver esta pinícula y voy a dejarte mi opinión porque sé que no te interesa. Soy mi hermano menor. No escribo tan bien como yo pero me perdonarás. Tampoco me gusta poner comas ni repasar lo que escribo.

    La peli no está mal. Pero darle cuatro estrellas en un ejercicio de voluntarismo y una muestra más de tu irrefrenable sesgo a favor del cine no americano.

    La realidad es que la peli no mata y que en algunas escenas los actores dejan mucho que desear (yo la he visto en VO, supongo que tú también). Su mayor logro es que es parsimoniosa pero no lenta.

    La escapada en tren no tiene sentido, y la ciega sobra más que la gripe porcina. Lo peor de todo, no obstante, son los poderes a lo Daredevil que tiene la mujer, que sin ver ni torta puede conocer el color de los ojos de los demás. Namenos.

    La relación lésbica también apesta a izquierdismo de postal, más aún el ama de casa despechada por un wannabe de Berlusconi convertida en lesbiana.

    Los tópicos sobre las relaciones hombre-mujer son los mismos de siempre que plagan el cine de este tipo (pseudosesudo) y aburren mucho. La guinda, no obstante, es que la pobre actriz protagonista (que no me parece mala actriz) tenga que enseñar las tetas continuamente. Son preciosas, realmente, pero si yo fuera actriz europea, me dedicaría al porno directamente.

    Saludos.

    P.D.: Si te quieres vengar, siempre tienes mi blog de poesía, ya que la blognovela vuelve a estar detenida.

    ResponderEliminar
  4. He detectado un par de comas y eso me ha preocupado.

    Anyway, la peli está muy bien, y al contrario que tú mi mayor punto negativo es con Mezzogiorno, es flojilla para mi gusto.

    Y por supuesto no ser americana le suma siempre a priori una estrella, ¡Qué leñe! Tú se las sumas a los comics por tener dibujitos XD

    No me voy a vengar, soy una persona happy sin ganas de gresca, prefiero la violencia física. Tirón de orejas, eres muy inconstante con la novela.

    ResponderEliminar
  5. Pues llamarse Mezziogiorno ya de por sí es un punto positivo. Es como el gato de una bruja cuyas historias leía de pequeño, que se llamaba Medianoche. Y realmente tiene unos pechos muy bonitos.

    Reitero que la escena del tren es patética. En general, pero sobre todo (por cierto, ANA, se escribe separado: "sobre todo", de nada) porque una madre parturienta tira de la puta argolla sin pensárselo ni dos segundos. Por el niño. Sospecho que la directora no tiene hijos. Es la única explicación. Ni hijos ni sensibilidad ni capacidad de ser verosímil.

    P.D.: He comprobado que sí que tiene al menos un hijo. Sorprendente. Su izquierdismo de postal le debe nublar la mente.

    ResponderEliminar
  6. Hola. Si quieres conseguir 50 € con tu blog con enlaces de texto y sin necesidad de clics, dímelo. Un cordial saludo. Javier

    ResponderEliminar