SHUTTER ISLAND

*****

Es tan doloroso tener que decir que la última propuesta de Scorsese es aburrida que casi prefiero adornarlo con eufemismos como guión tramposo e intrincado, avance desconcertante o trama pintoresca. Pero en realidad el resultado final es el mismo. La nueva producción con tintes de película de intriga se diluye entre las alucinaciones del protagonista y sus acompañantes en la isla.

Un agente judicial llega a Shutter Island, un complejo psiquiátrico donde custodian y tratan a los enfermos mentales más peligrosos. Una de ellas se ha fugado, ha desaparecido de la faz de la tierra y es muy peligrosa. La mujer se ha volatilizado en su celda que aparentemente estaba cerrada desde fuera y con la seguridad de la prisión parece imposible que pudiera estar muy lejos. Cuando el intrépido Leo llega a la isla empieza a ver cosas extrañas, sucesos raros, personajes inquietantes y unas visiones de su pasado que le atormentarán poco a poco. De ese modo la investigación se convertirá en algo personal mientras su precaria estabilidad mental será puesta en tela de juicio.

DiCaprio repite con Scorsese tras Gangs of New York, El Aviador y la increíble Infiltrados. Pero en esta ocasión el director se mete de lleno en un camino farragoso mezclando el thriller con la intriga y dando repetidas vueltas de tuerca con una ambientación cincuentena para los adictos al atrezzo de época. La historia pinta bien, tiene acción, persecuciones, intriga, desapariciones, interrogatorios, presuponemos que algún motivo oculto y todo ello apoyado en los actores principales: Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo y Ben Kingsley (por no mencionar la fantasmal Michelle Williams).

Pero como en toda compra perfecta cuando el envoltorio es bonito, el contenido parece bueno siempre hay que mirar el precio, si la cosa sale excesivamente barata puede que tenga truco. El truco de esta película es que su aparentemente complicado guión es tramposo, intrincado e irregular colmando dos horas y pico de anécdotas que despistan, pistas falsas y autenticas y confundiendo a todo espectador con afán de Sherlock Holmes que podría acabar siendo internado en Shutter Island sólo intentando seguir los planteamientos de lo que circula por la pantalla.

Algunos se han atrevido a decir que Shutter Island es la mejor película salida de la comunión entre Martin y Leonardo, discrepando desde mi humilde butaca debo decir que Infiltrados sigue ganando de calle y Shutter Island se coloca con mucho a la cola.


PROS: El prometedor trailer.

CONTRAS: Las trampas que plagan el guión.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

1 Opiniones Constructivas :

  1. Cuando he visto que habías sacado la crítica de esta película no sabía si entrar a leerla... ¿Que por qué? pués porque, aunque fué de un par de segundos sólo, es la primera vez en mi vida que doy una cabezada en el cine... ¡me quedé "sopa"!

    A mi no me pareció muy aburrida pero desde el principio se ve que intenta engañarnos para sorprender al final con el típico giro inesperado. No es que critique eso en sí es que me molesta que recurra a lo mismo que ya ví en "Infiltrados".

    En esa, como no lo esperaba, sí me pilló por sorpresa y hasta me gustó pero aquí...

    En fin, unos besos para ti.

    ResponderEliminar