En Los 90

17.6.19 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios

Título Original: Mid90s
Año: 2018
Duración: 90 min.
País:  EEUU
Dirección: Jonah Hill

Guión: Jonah Hill
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Fotografía: Christopher Blauvelt
Reparto: Sunny Suljic (Steve), Lucas Hedges (Ian), Katherine Waterston (Dabney), Na-kel Smith (Ray), Olan Prenatt (Fuckshit), Gio Galicia (Ruben), Ryder McLaughlin (Fourth Grade)
Productora: A24 / Waypoint
Género: Drama / Adolescencia / Skate


Diamond Films organizó el 13 de Junio un último pase antes del estreno para "En los 90", el primer largometraje de Jonah Hill (Nominado al Oscar "El lobo de Wall Street", "Moneyball"). Escribe y dirige su interesante ópera prima con gran éxito de crítica el pasado año (NBR "Mejores películas independientes 2018", Chritics Choice Award ("Mejor Intérprete Revelación 2018"), Independient Spirit ("Nominada al mejor Montaje 2018"). Se estrenará en España 21 de junio.

 Calificada por la prensa como una gran obra llena de "melancolía y autenticidad". Posiblemente otras personas encuentren discutible y contradictorio afrontar una reproducción con cierta fidelidad de la adolescencia en los años 90, interpretada esencialemente por un actor adolescente de hoy, en final de la segunda década de los dosmiles se tiende al anacronismo humanotécnicosensorial de no ubicarlo realmente durante esa década.  Se agradece el esfuerzo de todo el reparto y producción intentar emocionar de la forma más natural posible durante una hora y media con aquellas experiencias de las primeras veces. Para ello se ha empleado diversas técnicas como es la filmación Cool rodado en 4:3 16mm, fotografía de C. Blauvelt utilizando tonalidades mucho más tenues que las fotos oficiales aquí  mostradas , excelente score de Trent Reznor acompañando una banda sonora de canciones de grupos favoritos de la década, ambientación, ubicaciones, decorados con sábanas de las tortugas ninja, consolas de la época, camisetas del Street Fighter II, detalle hermoso del poster "boys don´t cry" The Cure en un primer acercamiento sexual.... las conversaciones resultan íntimas en ocasiones un poco forzadas, excesivas y sobreactuadas palabroteras de barrio. Realizadas mediante diálogos directos excesivamente empacadas pero cuidando detalles como uso tecnológico de teléfonos o un diseño de producción que intenta recrear estéticamente al máximo del ambiente de aquellos "maravillosos" años. 

La película narra la historia de Stevie (Sunny Suljic) un chico de 13 años que vive en Los Ángeles de los años 90 y pasa el verano lidiando con una madre ausente (Katherine Waterson" y un hermano problemático (Lucas Hedges). Durante el primer tercio presentan los personajes familiares, se visualiza esa adoración de admirar a tu hermano mayor, su habitación, sus discos, sus poster, su armario recreando aquellas experiencias adolescentes anteriores a la época... Proyectando todo el conflicto demasiado agresivo. Ian se retrata como una persona con un carácter desubicada y aislado de amigos, en la mayoría de las veces abusador y violento sobre su hermano pequeño.

Tampoco las conversaciones junto a su madre, los incomprensibles monólogos amorosos de su vida privada, ayudan a entender el momento de transición que vive Stevie hacia nuevas experiencias.


Cuando Stevie descubre la sensación del Skate se siente vivo y joven, empieza a concibir cierta empatía entre amistades a las nuevas captaciones hormonales que le arraigan desde sus entrañas. Desde que comienza su gusto por el patinete, la película englosa esquemáticamente minimalista un atractivo narrativo formidable, quizás fue por los colaboradores en el guión de Hill (Martin Scorsese y Spike Jonze) impulsaron a centrar la película entre la pandilla de Skate, con una belleza del patinaje y técnica inusual.  En ese núcleo callejero creo que fluye mejor la película, mostrando que las relaciones entre personajes recrean, sin dejar de hacer trucos con los patines, permite la búsqueda de una nueva familia y el momento determinante de encontrar aquella apreciación de hacerse mayor. 
   
 Aunque la química entre interpretaciones familiares y sobre todo pandilleras son planas pero muy satisfactorias, al principio solo une el nexo junto a Ruben para que lo integre al resto del grupo que complenentan Fourth Grade (Ryder McLaughlin) prebachiller a pesar de rondar más la mayoría de edad. El paso contemplativo de Stevie  durante ese tramo de film, frecuenta visitas hacia la tienda y es absurdamente ridículo aprovechar cualquier situación con las que discute el nuevo grupo de amigos. Las reflexiones si violaríamos a nuestros padres con quien empezaríamos hacerlo sexualmente, o hacia la gente de raza del personaje afro Ray  para cuestionar si necesita crema solar en verano, manteniendo el guión a Stevie con ambigüedad al margen de cualquier  tipo de conflicto con su nueva banda. En ese momento podríamos imaginar las amplitudes surrealistas que podrían surgir de la cabeza de cualquier personaje.

 Las experiencias junto algunos personajes secundarios van apareciendo totalmente anecdóticos para la acción. La narrativa discurre acertadamente en una totalidad argumental lineal del día a día quizás demasiado contemplativa girando a través del protagonista principial. Al menos, casi nunca llega un límite de chirriar entre esos primeros odiosos planos fijos de cara de asombro. Recuerda a los rostros congelados de actuales famosos estilo concursos de talent show, asemejándose Stevie hacia un mini Bono de U2. Cada intérprete deposita su genialidad en su rol y sin giros demasiado bruscos dentro de las limitaciones de la ubicaciones entre amistad y familia.

Pero la imaginación de inquietudes de la juventud en esa etapa de vida va desvaneciendo su intensidad igual que algunos personajes,  y la amistad de Rubén en la relación junto a Stevie decrece según avanza el metraje. Van tomando más relevancia la acción y experiencias según encuentra el lugar protagonista acercando esa relación especial a Fuckshit (Olan Prenatt), que tiene un rol habilidoso de patinar Skate al límite con su vida entre fiestas. En esos encuentros Stevie experimentará las primeras relaciones sexuales.

 Descubrirán finalmente los excesos del alcohol, las borracheras de "Mola Mazo" complicados accidentes entre lío callejero junto a los golpes de la vida.  Ray (Na-kel Smith) que dirige la tienda, asume el papel encasillado pero de gran esfuerzo interpretativo para afrontar las responsabilidades ante las adversidades anímicas de sus amigos, colaborador, reflexivo y  otorgando finalmente ese rol humano de hermano mayor que necesita finalmente Stevie. Con acertados valores nos comunica sin innovaciones de las experiencias sufridas entre la marginación, la pobreza y el riesgo inncecesario de sufrir accidentes por irresponsabilidades.









0 Opiniones Constructivas: