1408

*****

Se acaba de presentar en el festival de Sitges 2007 con una sensación de “ni frío ni calor” y será la encargada de cerrar el certamen con su segundo pase de proyección.


El relato está basado en un cuento corto de Stephen King y bien pudiera haberse quedado en un corto de ficción interesante. Pero desgraciadamente 1408 cuenta sólo con los nombres de sus protagonistas para atraer al público a la sala.


La historia suena a sabida. Un escritor mediocre (Cusack) tras haber publicado una novela brillante se ha especializado en Guías para Turistas de lo esotérico y viaja por todo Estados unidos para encontrar los hoteles con fantasma más aterradores. Una postal le invita a visitar el Hotel Dolphin donde una habitación, la 1408, tiene un índice de mortalidad entres sus huéspedes tan alto que han decidido hasta cerrarla. Con al intención de comprobar cual terrorífica es se persona en el hotel donde su director (Samuel L. Jackson) le intenta convencer de que no es una buena idea pero John Cusack, nuestro “intrépido” escritor, se mete de lleno en la habitación que poco a poco va jugándole malas pasadas. La pena es que estamos ya un poco hartos de escuchar la misma historia de la boca del famoso y ya sobre valorado escritor sobre personajes atormentados que dedican su vida a enterrarse bajo los libros que ellos mismos escriben. Sobre todo la reciente La Ventana Secreta es un fantasma que planea sobre esta cinta.


Leyendo atentamente esta sinopsis ¿nadie le viene a la mente “El Resplandor”? ¿Y a tantas otras? Es este el principal punto débil de la película, se tiene la sensación de Deja vu desde el primer instante en que el personaje de Cusack cruza la puerta de la habitación encantada. Y es anecdótico ya que debo reconocer que la primera parte, aproximadamente los primeros 40 minutos, posee una factura impecable con la dosis justa que hace presagiar que veremos un gran film de suspense y tensión que se deshace el aire quedándose en un manojo de tópicos del cine de terror.


La solución del director es intentar sorprender con varios giros inesperados que resultan un poco forzados y pueriles y al ser descubiertos incluso decepcionan al espectador. La pena es que no tengo muy claro hasta que punto debo echarle la culpa al director, al guionista o al propio King. Si me tuviera que arriesgar diría que los productores deberían buscar ideas en otros escritores y darnos un respiro.


Posdata. Para los amantes y detractores de Samuel L. Jackson (que me consta que hay muchos) en realidad es un secundario pero ya sabéis que queda muy bonito en el cartel.



PROS: Los primeros cuarenta minutos de la cinta.


CONTRAS: Que pierde el rumbo irremediablemnte después y no sube a flote hasta el final.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario en la entrada