Assassination Nation, un futuro muy cercano y en femenino.


Si hay un película para escribir páginas y páginas sin cansarse y seguir indagando en las ideas y las consecuencias del milenialismo actual es Assassination Nation o como llegará a a España Nación Salvaje. La película llegará a los cines el 29 de marzo y viene precedida de muy buena acogida en todos los festivales donde se ha presentado porque es una visión satírica, repleta de humor negro y violencia que no deja indiferente a nadie. Para bien o para mal.

Pongamos que el punto de partida es un mundo donde los teléfonos móviles, los dispositivos que usamos a diario, poseen tanta información personal como para que se pueda montar una autentica debacle si alguien decidiera piratearlos y publicar su contenido de forma pública. Este es uno de los puntos de partida de la cinta, pero es sólo una de tantas lecturas posibles. Salem es un pueblo aparentemente normal, con un instituto aparentemente normal donde las muchachas que rondan la mayoría de edad no tienen pelos en la lengua y se desenvuelven en un mundo de adultos como pueden o como quieren aparentar. En ese mundo de apariencias y falsedades se rompe la baraja cuando los secretos de casi todo el pueblo pasan a ser de dominio público y el otro medio pueblo se cree en la autoridad moral de juzgar y sentenciar lo que consideran apropiado o incorrecto. Una especie de espejo en el que sólo ven reflejado lo que menos les gusta de los demás y que desemboca en una orgía  de violencia y desmadre absoluto.

La cinta comienza con una declaración de intenciones, una presentación catártica al más puro estilo MTV donde las cuatro protagonistas exponen las cartas antes de que se rompa la baraja y que continua con un ritmo frenético donde si entras en el juego te ganarán desde el minuto uno. 

Funciona muy bien su reparto, unas chicas que saben lo que quieren y reparten estopa. Las nuevas brujas de Salem no hablan de brujería, hablan de sexo, traición, alcohol, drogas, apariencias, compañerismo, y moral. Cada una tiene la suya, eso sí, y si no te gusta pues en el momento del estallido siempre puedes tomarte la justicia por tu mano. Pero antes de llegar a esa peculiar noche de "la purga" pasan por analizar los egos masculinos, las mentalidades de los adultos que les rodean e incluso la concepción del uso de la tecnología para justificar cualquier tipo de comportamiento.  es que está demostrado que  esconderte tras una pantalla hace que los usuarios actúen con total impunidad y el anonimato sea una coartada para cualquier barbaridad que va desde el acoso al uso de máscaras cuando la cosa se vuelve más personal. 

La película me ha entusiasmado por todo lo que ofrece y cómo lo vende. Además tiene muchas cosas que me interesan como ser humano y como madre. No es una cinta dirigida a adultos. Es una película que con toda su crudeza debería ser degustada y entendida por los adolescentes que serán los protagonistas de ese futuro no tan lejano. Si salvamos la idiosincrasia de los americanos y las diferencias culturales esta distopía social no está tan lejos como pueda parecer. Los juicios y lo moralmente admisible se ponen a debate sobre la mesa en no pocas conversaciones fascinantes como la de Lilly con su director o en la tensa cena sobre el juicio (post internet) de si ese mismo director es pederasta por sacar una foto en la bañera a su hija de 6 años. Conversaciones donde exponen todos los puntos de vista por extremos que parezcan y donde se va notando como es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Una lección de cómo la nueva generación de chavales han cambiado el discurso y los problemas de la sociedad y o nos adaptamos y los vemos venir o la caza de Salem está más cerca de lo que parece. 

Si, me ha entusiasmado, y tras verla una segunda vez me ha planteado muchas más dudas e inquietudes que la primera, y eso que se trata de ficción, se trata de extremos, se trata de la vida de las nuevas generaciones. 


A título personal y para no dejaros con la intensidad y pensando que la película es una oda independiente llena de reflexiones densitas os quiero comentar que Sam Levinson (si, hijo de Barry) tiene muy buena mano en el discurso y que la locura desenfrenada de montaje y el discurso violento y loco de su final, con toda esa bandera de Estados Unidos presidiendo la orgía de sangre, no tendría sentido sin sus protagonistas, sin una Hari Nef que presenta el papel de transexual más refinado, realista y necesario que he visto en mucho tiempo, sin Odessa Young, Abra o Suki Waterhouse, sin darle un papel minúsculo y despreciable al nuevo Pennywise, Bill Skarsgård o convertir a la nariz más perfecta del mundo cómico en un ser despreciable en el papel más canalla de Joel McHale.

Por todo eso, muchas gracias. Gracias por atreveros, por sacarlo adelante, por venderla y por conseguir distribuirla. 

Una perlita bañada de feminismo, empoderamiento y todo lo que hayáis leído por las redes, pero que va más allá de eso. no os quedéis sólo con las modas, degustarla despacito y haced vuestra propia lectura porque merece la pena.

Programación completa de la 16 Muestra Syfy 2019

Un año más llega la Muestra Syfy a nuestras pantallas. Más concretamente a la del Cine Palacio de la Prensa de Madrid donde desde el 7 de marzo y hasta el día 10 desfilaran las mejores películas de género. En este año disfrutaremos de 15 películas, dos matinales infantiles y una serie. ¿Quieres saberlo todo de este fantástico menú? 


La inauguración viene este año, igual que el anterior de la mano de Disney pero pinta muchísimo mejor que Un Pliegue en el tiempo porque un día antes de su llegada a los cines podremos disfrutar de Capitana Marvel, una película de... Marvel, ambientada en los 90 con una super heróina como protagonista en el día anterior a la mujer trabajadora. ¿Qué más podemos pedir?

El viernes día 8 la cosa promete empezando con la comedia In Fabric, desde Inglaterra  una locura que tiene que ver con vestidos embrujados en rebajas. Los que la vieron hablan de una película singular, con un extraño montaje y un sentido del humor muy negro.

Después podemos asistir al estreno de la nueva serie de Sean Bean para Sky, patrocinador de este año de la Muestra, Toque de Queda. Los que adquiráis el abono disrutaréis de una suscripción de 3 meses a la plataforma de streaming, ¡Así que no te lo pienses más!

Elizabeth Harvest es un cuento de ciencia ficción que reinventa el mito de Barba Azul y que tuvo una excelente acogida en Sitges.

Upgrade es sin duda una de las mejores apuestas de este año, una loca cinta de acción donde un hombre , tras un atraco acaba en una silla de ruedas y acaba siendo la prueba de un misterioso chip con una inteligencia artificial portentosa que le ayuda a volver a caminar y de paso a llevar a cabo una serie de prodigiosas hazañas de venganza. La vimos en Sitges y es muy recomendable por sus coreografías imposibles y su final.

El año de la plaga es una de las dos cintas españolas de la Muestra, en esta película Irene llama a su exnovio porque la gente parece haber sido privada de sus sentimientos. Aunque por el trailer y la sinopsis podemos encontrarnos con una cinta super friki con muchas referencias tendremos que verla para poder opinar.  Antes emitirán el cortometraje ‘Cerdita', ganador del Goya al mejor Cortometraje de ficción en 2018.

Puppet Master: The Littlest Reich es una comedia de terror sobre una marionetas que cobran vida y esperamos sea digna de la sesión golfa.

El sábado empezamos con otra cinta de terror española, Compulsión,  esta "cosa" pudimos verla hace dos años en Sitges y poco podemos decir sobre ella excepto que es una suerte de ejercicio de fin de curso de una carrera de imagen. Poca cosa más podemos añadir, pero es una excelente opción para dormir la siesta, bueno, podemos informaros que la historia transcurre en un chalet de las afueras de Madrid y tiene como protagonistas a una pareja celosa, en concreto el caballero de la relación tiene una afición la mar de curiosa y lo descubrirá en vivo y en directo su novia embarazada.

Prospect se define como un western espacial, ¿No os perece genial?  A mi rotundamente si. Una adolescente y su padre quedan atrapados en un tóxico bosque de una luna remota a la que fueron en busca de riquezas.

Dragged Across Concrete es otro thriller estadounidense, este año la verdad es que las cintas de los americanos ganan por goleada,  que narra la historia de dos policías suspendidos después de que sus duras tácticas sean filtradas en vídeo.

Para terminar Nación salvaje cerrará la jornada. Una autentica locura de montaje y argumento que se estrenó en Sitges. Habla de la hipocresía, de la capacidad de juicio de los que nos rodean y de como un pueblo se puede volver loco para defender lo suyo y ataca para ello a los que son diferentes o más débiles. Una maravilla de cinta que os recomiendo muchísimo.

One Cut of the Dead es el punto final al día, y posiblemente de lo mejor que podamos ver en la muestra. No os engañen los argumentos de la cinta ni el aspecto de sus primeros 20 minutos. Se trata de una comedia apasionante sobre el mundo del cine. No podrás dejar de reír.

El domingo inaugura con anime, Quiero comerme tu páncreas es la película de este año y es un drama juvenil del país nipón sobre la relación de dos estudiantes de instituto con un ritmo espesito.

No os vamos a engañar, Diamantino en la Muestra puede ser la película más divertida de la historia porque en la vida real es mala con ganas. Una sátira al mundo del fútbol y de la clonación y de la dominación de los lusos del universo. Un despropósito con perritos adorables y un futbolista que os recordará a Cristiano Ronaldo de forma inequivoca. En mi mente esto con chistes e idas de olla en la sala tiene mucha más gracia que cuando la vimos en Sitges.

Hell is where the homes is es una cinta donde un fin de semana que promete ser una cosa torna en otra mucho más sanguinaria y cruel.

Escape Room llegará a los cines el próximo 15 de marzo y cierra la muestra, seguro que habéis visto el trailer donde unos desconocidos con algo en común son invitados a un escape room del que pueden salir millonarios  o muertos, tendrán que cooperar para encontrar las pistas y descubrir la salida. Una especie de Saw pero un poco más rebuscado en cuanto a efectos y estética.

Las matinales de este año reponen La Familia Adams de 1991 y estrenan la francesa Dilili en París, las entradas de estas sesiones son por bono o recogiendo las entradas en taquilla.

Los bonos para todas las sesiones tendrán un precio de 45 euros, y 7 euros las entradas individuales, con la excepción de la sesión inaugural y sesión clausura, a las que sólo se podrá acceder por invitación o con el bono.

¡Nos vemos allí!

Los bonos puedes comprarlos haciendo click aquí
Las entradas individuales puedes comprarlas aquí

Más info: http://www.syfy.es/muestra-syfy

También puedes oírlo aquí:

Mia y El León Blanco

Título Original: Mie Et Le Lion Blanc
Año: 2018
Duración: 98 min.
País:  Francia
Dirección: Guilles de Maistre
Guión: Prune de Maistre,
Guilles de Maistre
Música: Armand Amar
Fotografía: Brendan Barnes
Reparto: Daniah De Villiers, Emmanuelle Seigner, Mélanie Laurent, Langley Kirkwood
Género: Drama | Animales. 



A Contracorriente lleva a los cines la producción francesa "Mía y El León Blanco" (Mie et Leon Blanc), la película ha tenido gran acogida en el resto de Europa y en Francia superó los 1.4 millones de espectadores en Italia alcanzó los 5.6 millones de euros recaudados. El éxito también ha incidido en países como Suiza, Alemania o Bélgica.

En primer lugar, la película tiene una gran labor de tres años bajo la dirección de Guille de Maistre ("El Primer Grito", "La búsqueda de Alain Ducasse") y producida por Jaques Perrin ("Nómadas del Viento", "Los Chicos del Coro" y "Océanos") por apostar por las escenas rodadas con  animales reales , y más si son leones salvajes desde su doma hasta su transpote y manejo. A veces nos olviamos de que antes de los efectos digitales las películas eran así. 

La película narra la infancia de Mia que es una niña de 11 años que se ha trasladado a la granja de sus padres a Sudáfrica desde la residencia en Londres. Esto supone un desánimo social en la niña, pues supone un alejamiento de su casa, sus amigos del cole y el resto de familiares, el intercambio escolar y residencial le produce una apatía propia de la preadolescencia más febril acentuado con los cambios de entorno y rutinas. 

Como los padres crían leones en la granja deciden unilateralmente que es una grandísima idea dejarle una mascota a la niña. Un auténtico, cotizado y precioso León albino al que llaman "Charlie". Así se le crea un vínculo ilimitado a la niña hasta que no pueda soportar su naturaleza salvaje. Esto supone un problema pues el pequeño león crece a pasos agigantados y en muy poco tiempo su relación se convierte en algo más complicadode lo que parecía. 

Hasta ese punto  la película es cuando más atractiva y familiar resulta, los personajes y diálogos son resultones, situaciones estimulantes...pues para todos los gustos ver a un leon crecer sin estar digitalizado desde jugar a la pelota, dormir en cama juntos, ver televisión, correr por la sabana, sentarse a comer...pues no es una cosa que se vea todos los días, acompañado con planos (los aéreos son una pasada) muy bonitos y elegantes .

 Supongo que hasta allí es el mayor acierto, cuando la película desvela los secretos internos del padre con la granja y descubren que los animales van destinados casi todos a morir, es cuando encontramos todo polarizado, los personajes forzados en sus roles incluso acompañado por una ambientación tormentosa, los buenos más bondadosos y los dos malos con quienes mercantiliza los animales resultan sobreactuados. Eso sí, no se anima a profundizar sobre este terrible panorama del comercio de animales salvajes auqnue deja bastante claro cuales son sus cosecuencias.

Seamos sinceros, en cuanto a películas de corte infantil y juveil el listón está bastante bajo últimamente y a pesar de los errores de la cinta, que lso tien, quizás la parte menos perdonable sea su tramo final. El camino de la despedida del león y la necesidad de darle una bonita despedida, se desvanece en una persecución hollywoodiense con un happy end un poco manido pero que pasa por un poblado sagrado hippie y una estancia en un psicodélico centro comercial que provoca no pocas situaciones absurdas.
Una película que promueve el respeto y conmover hacia las situaciones en los zoos, acierta que es una fábula para chavales y concienciar en el respeto de la naturaleza y es un placer disfrutable el no digitalizar a los animales.

A CONTRACORRIENTE FILMS estrenará en cines MIA Y EL LEÓN BLANCO el 12 de abril 2019.

Trailer:











 




La maternidad de A Ciegas

Durante las últimas semanas seguro que todos habéis oído conversaciones sobre el film de terror A Ciegas producido y protagonizado por Sandra Bullock , dirigida por Susanne Bier y estrenado mundialmente en Netflix. Ya sea por la mera crítica cinematográfica o por la manía de algunos de llevar a los extremos lo que ven en la pantalla y lanzaron a principios de este 2019 en las redes el llamado Bird Box Challenge que consiste en hacer cosas con los ojos vendados. A unos el reto de estar un día entero con los ojos tapados les reportó millones de visitas en Youtube y a otros acabar en urgencias así que para frenarlo Netflix tuvo que emitir un comunicado pidiendo a la gente que aplique el sentido común. La verdad es que no necesitas terror porque claramente el mundo está muy loco.

Ahora que la moda de A Ciegas (Bird Box) se ha calmado un poco y después de haberla visto un par de veces creo que uno de los grandes temas de la cinta se ha quedado totalmente ennegrecido por la opinión positiva o negativa de una parte de su planteamiento y no quería dejar pasar la oportunidad de profundizar sobre ello. Me refiero al tema de la maternidad y la madre renuente. 


Antes de meternos en materia, por si queda alguien que no la haya visto os aviso que leyendo este artículo podréis encontraros con algún pequeño spolier aunque no es relevante a la hora de ver la película y disfrutarla. La cinta está contada en dos planos temporales paralelos. Por una parte con una embarazada Sandra Bullock en la piel de Malorie, una pintora que no quiere ser madre pero va a serlo. En una de las visitas a su ginecóloga, acompañada por su hermana , empiezan a suceder cosas terribles. La gente enloquece y empieza a haber una serie de suicidios en masa. Un ente sobrenatural hace que veas tus mayores miedos y acabes con tu vida. Como varéis no hace falta remontarse muy atrás para encontrar una cinta con la misma temática, me refiero a El Incidente de M. Night Shyamalan, donde pasaba algo muy similar pero que contaba una verdad bastante diferente que además perdía fuelle al desvelar el giro del porqué de las muertes. Alternativamente Malorie, algunos años después, con sus dos niños avanza por un río para buscar un lugar en una sociedad totalmente destrozada, devastada y sin principios donde reinan los locos, aquellos que ante las visiones en lugar de suicidarse están tan mal de la cabeza que ven revelaciones y obligan a todos a "ver" y por tanto morir. La historia no es muy complicada, ni sorprendente, e incluso diría que flojea en muchos aspectos de la trama y el ritmo. Y uno de los motivos es la incapacidad de conectar con su protagonista, con sus motivaciones y sus sentimientos.

El concepto de madre renuente. 

Renuente quiere decir reacio o contrario. Malorie no quiere tener a su hijo, no sabemos el motivo, tampoco es relevante. La cuestión es que lo va a tener aunque no alberga en ella ningún sentimiento maternal, ningún cariño o amor por la criatura que crece dentro de ella y cuando encima estalla el apocalipsis y la sociedad se va al garete se le pone al cosa aún más complicada. En un momento determinado de la trama aparece la imagen de Olimpia, una de esas madre de manual, amante, dedicada, y ansiosa por tener a su bebé. Su relación con ella transcurre fría, rara y distante pero cuando llega el momento del alumbramiento todos los canales de madre se activan.

Ese es el punto donde claramente Malorie renuncia a su actitud anterior y la cambia por la de "madre superviviente". Aunque haya detalles como los nombres de los niños o su relación con ellos. Incluso el hecho de jugar a no saber hasta el final quien es el que realmente tiene una relación biológica con ella no sólo descubre la conexión animal con su descendencia, si no que hereda la responsabilidad de ser madre por partida doble y la entierra bajo una capa de frialdad que se hace un poco inverosímil.

 ¿Es A Ciegas una buena película?

Habréis leído opiniones encontradas sobre este punto, casi todas basadas sólo en la revelación o no de qué es lo que está pasando en la cinta. Recordando precisamente El Incidente podemos decir que no siempre tener la respuesta a esa pregunta es buena, ni necesaria. Digamos que la angustia y el miedo a lo desconocido es un gran motor para mantener un thriller sencillo y compacto. Por poner algún otro ejemplo reciente ahí tenéis Llega de Noche donde precisamente ese desconocimiento hace que el tema principal que son las relaciones y al familia sea el verdadero protagonista.

La cinta, no en vano, es un producto de consumo rápido y pese a la aparente profundidad que lo envuelve y a tener suficiente contenido de fantástico flojea en comparación con la novela. Quizás precisamente el enfoque femenino en este caso haya intentado llegar a un público más concreto y haya perdido a otro por le camino. Tampoco se puede gustar a todos señores. Pero al menos la reflexión si es interesante.

Van Gogh - A Las Puertas de La Eternidad

Título Original: At Eternity's Gate
Año: 2018
Duración: 106 min.
País:  Reino Unido
Dirección: Julian Schnabel
Guión: Jean-Claude Carrière, Julian Schnabel, Louise Kugelberg (edición)
Música: Tatiana Lisovkaia 

Fotografía: Benoît Delhomme
Reparto: Willem Dafoe, Rupert Friend, Oscar Isaac, Mads Mikkelsen, Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, Niels Arestrup, Anne Consigny, Amira Casar, Vincent Pérez, Lolita Chammah, Stella Schnabel, Vladimir Consigny, Arthur Jacquin, Solal Forte, Frank Molinaro, Alan Aubert, Vincent Grass, Clément Paul Lhuaire, Laurent Bateau, Montassar Alaya, Didier Jarre, Thierry Nenez, Johan Kugelberg, Alexis Michalik
Género: Drama | Biográfico. Pintura. Siglo XIX



El film supone el regreso de Julian Schnabel tras el éxito cosechado con sus anteriores películas. Schnabel dirigió ‘Antes que anochezca’ que dio a conocer internacionalmente a Javier Bardem, consiguiendo una nominación a los Oscars y ‘La escafandra y la mariposa’, nominada a 4 Oscars, ganadora del Globo de Oro y por la que fue galardonado como el mejor director en el festival de Cannes en 2007.


Encabeza el reparto Willem Dafoe (‘The Florida Project’), nominado al Oscar al mejor actor, es la cuarta ocasión en la que Dafoe compite por la estatuilla, tras las nominaciones por su trabajo en ‘Platoon’, ‘La sombra del vampiro’ y ‘The Florida Project’. En la piel de Vincent Van Gogh, Dafoe representa de manera sublime la vida en soledad del pintor maldito por su propia enfermedad esquizofrénica sumida a la propia locura con un caracter determindado, testarudo, violento,  recriminante hacia las personas que le ayudan, ambiguo en sus decisiones condenándose en un ostracismo constante y bastante testarudo. El climax torna perturbador (se asemeja mucho a la película de Lars Von Trier "Anticrist") según avanza la decadencia del autor combatiendo su labor artística con dosis de alcohol y fármacos.  La película se centra en el tiempo que el pintor pasó en Arles y en Auvers-sur-Oise, en Francia. En palabras del director: “es una película sobre la creatividad y los sacrificios que tuvo que hacer Vincent para crear sus maravillosas obras maestras. No es la historia oficial, es mi versión. Una versión que espero que nos acerque más a él”
La estructura es bastante irregular cuando principalmente recoge la soledad y deterioro mental del pintor, intenta emocionar con una realización confusa y esquizofrénica como el propio autor.
El film recae levemente en las referencias seductoras de su formación, y en la relación con su hermano que actuó como financiación y apoyo a su manera del artista antes de su etapa en París. Temas que se trataron en la ficción en la reciente Loving Vincent. 

Es un biopic bastante aceptable que se centra en el trastorno psicótico y puntualiza bastante la combatibidad en el uso con técnica de velocidad y fluidez entre la etapa de Arlés hasta Saint Remy, destacando paisajes que le inspirarán para pintar sus obras cumbres como "la casa amarilla", "la habitación", "florero con doce girasoles" posiblemente su obra más resplandeciente, deslumbrante y llamativa. Las pinceladas cargadas de pintura espesa y técnica en las tonalidades amarillas y ocres (muy inspirado en la comarca de Roussillon) expresando en la desesperación del artista con una superficie del cuadro agitada y maniaca, pintando un mundo de esperanza y luminoso. Otra obra destacada fue"la llanura de Crau" (1888/9) o escribiendo a su hermano Theo cartas tan escalofriantes como la que narra:
"Mi querido hermano Théo, siempre te escribo en el intervalo de mi trabajo, trabajo como un verdadero poseso y siento más que nunca un furor sordo por trabajar y creo que ello va a contribuir a sanarme. Quizás me ocurra algo como aquello de que habla Delacroix "encontré la pintura cuando ya no tenía dientes ni aliento", en el sentido que mi triste enfermedad me hace trabajar con un furor sordo, lentamente, pero de la mañana a la noche, sin cesar ese es problablemente el secreto, trabajar largo tiempo y lentamente".
  
Tampoco detalla la película el estudio del pintor fielmente a acontecimientos en la etapa de Arlés, iniciando un sueño de atraer turistas y artistas impresionistas albergando un taller, pues simplemente refleja su relación junto a Gauguin y el gusto exquisito de la búsqueda del exotismo, bebida y lujuria, también por desequilibrio econónimo. El mayor acierto son aquellos momentos corales junto a su hermano, artista o psiquiatra cuando recoge mejor fluidez y acertada autenticidad para complacer al espectador.

La estancia en el claustro psiquíatrico en Saint Remy la película retrata muy agobiante,  las duchas forzadas, medicación, mucha firmeza y todo muy autoritario. Siente el espectador un indicio de sensación estar entre campos de concentración, o naves industriales forzadas, incluso cuestionando la capacidad para poder pintar por temores e intranquiliad entre los gerentes del hospital, nada que ver con otras afirmaciones un poco contradictorias que sí podía trabajar con tranquilidad en la desolación junto a los jardines de girasoles y cipreses.