EL SUEÑO DE CASSANDRA

*****

El Sueño de Cassandra es el nombre de un barco. Un barco comprado por dos hermanos dispuestos a hipotecarse hasta las cejas para conseguir salir de su vida, uno de ellos trabajando en un garaje con deudas de juego y problemas con el alcohol y el otro un soñador con la mente en hacer negocios y conseguir conquistar a la chica de sus sueños, una actriz de teatro con ínfulas de grandeza.


Sus problemas se pueden solucionar cuando la visita de su tío les sirve en bandeja de plata conseguir el dinero de forma fácil y rápida,… aunque obviamente ilegal.


No soy una gran seguidora de Woody Allen porque suele parecerme pretencioso, neurótico, obsesivo y repetitivo pero si elige a uno de mis actores favoritos no me queda más remedio que poner mi mejor voluntad para que me agrade el resultado final. Pero, seamos sinceros, ni la inmaculada sonrisa de Ewan McGregor consigue generar la mínima simpatía por la pareja de hermanos protagonistas. Y quiero echar la culpa al director americano que consigue que todos sus actores principales tengan que imitar sus neuras y sus personajes anteriores. Es duro ver a un Ewan intentando dar el tipo con una sonrisa de oreja a oreja y una fotografía que le convierte incluso en más atractivo de lo que es ( ¿o a lo mejor es el tinte pelirrojo?) pero con ese deje de tartamudeo e inseguridad de los personajes de Allen (se me parece extrañamente al Kenneth Branagh de Celebrity) acaba cansando. Eso multiplicado por dos ya que el pobre actor irlandés con fama de tipo duro acaba hecho un manojo de nervios. Con ceño fruncido y cara de pena. ¿Quizás un cambio en el casting de sus actores principales hubiera ayudado? Algo tal vez pero no lo suficiente para mantener la atención de un público acostumbrado a intrigas mucho mejores que esta cuyo único mérito es el renombre de su director.


Nada de sentido del humor y una trama más en la línea de Scoop que de las grandes películas de los ochenta.



PROS: Me gustaría decir que Ewan McGregor (Pero aclaro que me refiero a su presencia - sobre todo en las dos escenas sin camisa - no a sus dotes de actuación)


CONTRAS: Soso, predecible, sin sentido del humor y hasta Farell parece perdido.

Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :

  1. coincido contigo en detestar este film de Woody, a pesar de que soy seguidor y en gral me gusta lo que hace - pero esto ha sido demasiada tontería insufrible, además para perdedores crónicos tenían demasiado glamour (o los que yo conozco son perdedores de verdad!)
    nada, nada en esa peli...

    ResponderEliminar
  2. Es grato comprobar opiniones de fans del neoyorkino para saber si era pura psicósis o simplemente la pelíula era aburrida de verdad.

    Saludos.

    ResponderEliminar