CHOPPER

*****

Es curioso como los papeles que realizan en sus países de origen antes de dar el salto a Hollywood suelen ser los más profundos e impactantes de la carrera de los actores australianos. También es anecdótico que las películas sean más bien maluchas en comparación con los talentos de estos lo cual justifica que emigren en busca de reconocimiento y papeles decentes aunque nunca vuelvan a hacer papeles tan buenos o dramáticos como esos del inicio.


Si Russell Crowe se convirtió en una estrella haciendo de nazi den Romper Stromper, película vulgarcilla pero con interpretaciones brillantes sobre el mundo de los neonazis en Australia, Eric Bana hizo lo propio dando vida a un delincuente famoso en su país natal que a parte de tener serios problemas de personalidad se convirtió en uno de los escritores de más lectores y seguidores en el país de los canguros y los koalas.


Su interpretación en Chopper (apellido del delincuente que da título al film) es inquietante y pasmosa. Un joven y casi desconocido físicamente Bana consigue meterse en el cuerpo y la mente de un mafioso que pasa la mayor parte de su vida entre rejas y que comete los asesinatos más raros, chapuceros y surrealistas de la historia del crimen organizado dotándolo de un cierto aire de ingenua ignorancia. Nada hacía presagiar que lo siguiente que interpretaría el actor sería Hule o Hector en Troya después de la poca sutileza de la transformación física (casi irreconocible) y mental de esta cinta.


Me centro en su interpretación porque a parte de ella Chopper es un producto algo vulgar y poco elaborado que cae en el aburrimiento más absoluto en una narración que se estanca y tiene baches insalvables. Si el personaje consiguió convertir sus peripecias en un libro que alcanzó las cotas de bestseller el guuión de esta cinta no ha retratado con tanta inteligencia las peripecias de este “delincuente de chichinabo” aunque ha puesto los recursos necesarios para que al menos la calidad de la producción sea decente.


Viendo Chopper entendemos muchas cosas sobre la meteórica carrera del australiano.



PROS: Eric Bana.


CONTRAS: A ratos se hace realmente pesada. Aviso a navegantes. El inglés australiano y vulgar es bastante dificil.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario