EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

*****

Voy a entonar el Mea Culpa en esta terrible confesión que puede dañar la sensibilidad de cualquier potencial lector: no he leído la obra de García Márquez. Si, reconozco que sólo he sido capaz de leer una buena recopilación de relatos breves y artículos periodísticos escritos con brillante pluma y autentico ingenio pero que tras ello la lectura de su autobiografía consiguió quitarme las ganas de leer sus novelas para recordar la magistral lección de periodismo del gran Premio Nobel.


Por esta razón llegué tan virgen como afirma ser Bardem en la obra al visionado de El Amor en los Tiempos del Cólera sin pretensiones o predisposición a compararla con su novela, cuestión que seguramente hubiera sido aún más peliaguda y de la que hubiera salido bastante mal parada.


El amor en los tiempos del Cólera transcurre en plena guerra civil cuando en Cartagena de Indias no sólo las convulsas situaciones políticas podían acabar con la vida de cualquiera si no también las enfermedades devastaban las ciudades. Es aquí cuando Florentino conoce a Fermina y se enamora perdidamente. A través de cartas declara su amor y descubre que es correspondido pero sus pretensiones amorosas chocan con las del padre de ella que espera un matrimonio mucho más alto y fructífero para su pequeña. Un médico será el que finalmente lleve al altar a su amada e idolatrada amada pero la promesa de amor incondicional y fidelidad seguirá viva aunque puede que no todo lo intacta que esperaba en Florentino que poco a poco se irá convirtiendo en una sombra, un fantasma, que dedicará versos y amor a todos los que le rodean intentando alimentar su propio amor.


Cual ha sido mi sorpresa al ver como Mike Newell ha conseguido hacer un insoportable relato de lo que prometía ser una gran historia de amor. En primer lugar ha pecado de ingenuo al considerar que los kilos de maquillaje podrían obrar el milagro de conseguir recorrer la vida de sus personajes sin la necesidad de cambiar algunos personajes convirtiéndoles en caricaturas de sí mismos poco creíbles y en algunos casos irrisorios. Para acabar de malograr la parte interpretativa ha cedido el papel protagonista a una fría e insustancial actriz, Giovanna Mezzogiorno, que no merece los encantos y devociones que le prodigan durante varias décadas los hombres que han pasado por su vida.


Ahora atreverse a decir que un trabajo de Bardem es malo es casi considerado una blasfemia. Es lo que da una estatuilla dorada, que te eleva directamente al Olimpo de los Dioses de la actuación dotándole de una aureola de infalibilidad. Está correcto. Su interpretación de viejo verde que lleva la cuenta de sus amores carnales con el paso de los años en su búsqueda de la rutina y a la normalidad resulta tan inverosímil como las conquistas que va a puntando en ella.


El Amor en tiempos del Cólera es una paupérrima telenovela folletinesca que roza el aburrimiento y donde los golpes de música con la voz de Shakira pueden hacer sacar de quicio al espectador más transigente.


Así que tras ver la decepcionante película consideraré esto una penitencia por no haber leído el libro cuando aún estaba a tiempo. «Ego me absolvo»



PROS: La fotografía de los paisajes.


CONTRAS: El equipo de maquillaje y la actriz protagonista.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario