LOCOS POR ELLOS (I WANNA HOLD YOUR HAND)

*****

Antes de que Robert Zemeckis perdiera definitivamente el rumbo y se le olvidara como hacer cine como se hacía antaño realizó cintas muy parecidas a sus contemporáneos. Mientras Lucas se dejaba conquistar por la juventud de su American Grafitti, Zemeckis se dedicaba a otros adolescentes con hormonas revolucionadas y declaraba su admiración por un grupo inglés que desembarcaba en tierras americanas con un éxito seguro.

Los Beatles llegaron a USA con varios números uno y una promoción impecable. Era casi una moda copiar sus peinados y todas las jovencitas soñaban con sus cuatro componentes y coleccionaban sus discos. El fenómeno fan que encandiló Europa desembarcaba para demostrar que a parte de Elvis había un espacio para ellos en la música americana.


Un grupo de jovencitas (y jovencitos que intentan complacerlas) deciden que la mejor forma de ver a sus ídolos es acudir al hotel donde se alojan en nueva York viajando desde Jersey e intentar colarse en sus estancias. Tres locas chicas serán las protagonistas: una fotógrafa de instituto, una fan enamorada de Paul y que demostrará de lo que es capaz por conocerle y una modosita joven que contraerá matrimonio al día siguiente acaban embarcadas en una cruzada para cumplir su sueño de ver a los chicos de Liverpool.


Todo aquel que no haya sido un fan en su vida verá en las acciones de estas chicas una comedia absurda pero los que hayan sentido al música como para viajar para ver un concierto o se hayan sentido capaces de cualquier locura por estar un segundo cerca de su ídolo podrán comprender no sólo los personajes si no que muchas de las anécdotas por absurdas que parezcan sacadas de un diario de ruta. La belleza y simplicidad de Locos por Ellos ( I Wanna Hold Your Hand, quiero coger tu mano, título de uno de sus temas en inglés) reside precisamente en eso, en ser capaz de hacer un retrato de época en clave de humor reflejando la pasión por la música y el ambiente del mundo fan que ya se respiraba en los años 60.


La historia gira en torno a la amistad, a la música y la locura de la juventud, por eso es conmovedora y divertida con pocas aspiraciones y un regusto a juventud que se ha perdido en el cine actual.


Poco sabía Zemeckis que precisamente el fenómeno fan conseguiría pocos años más tarde acabar con uno de los miembros del grupo cuando un no tan amable Chapman disparaba contra John en la entrada de su apartamento.



PROS: Rosie, la jovial fan de Paul que es alocada, divertida, desenfadada y que, francamente, me recuerda a alguien.


CONTRAS: Que sólo puede ser tratado como un producto menor por el peso del elemento cómico y la historia de la fotógrafa desmerece un poco el conjunto.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario