MY BOY JACK

*****

¡Cómo me gustan estos británicos! Ellos dicen: “Vamos a hacer una peli para la tele” y sacan la hucha con forma de cerdito, la rompen y sacan para hacer una peli con fondo bélico quedándose tan anchos.


No es que My Boy Jack sea Salvar al Soldado Ryan pero la verdad es que es bastante mejor que la mayoría de producciones bélicas de alto presupuesto que circulan por territorio europeo … y salida de la tele.


No hablaríamos de ella si no se diera el caso de que su protagonista es Daniel – se me ha quedado cara de Potter – Radcliffe. Pero como lo es pues una que es curiosa y devota seguidora del infante no podía esperar para verle luciendo uniforme británico y bigotillo preadolescente.


Rudyard Kipling es un famoso escritor británico cuya labor propagandística durante la Primera Guerra Mundial fue primordial pero que es mucho más conocido por ser el creador de El Libro de la Selva. Su hijo Jack quería ir a servir al ejército, más por escapar de casa que por un espíritu británico en toda regla. Por eso cuando los exámenes preliminares le dejan fuera su padre y él harán lo posible para que el impedimento de su corta visión sea salvado y mandarle al frente.


Esta producción de BBC para ITV tiene dos grandes partes muy marcadas: la parte familiar inicial y la parte de superación. Cae en todos y cada uno de los tópicos de una buena película americana en cuanto a acervo político y nacional y no acaba de coger un ritmo constante durante todo el metraje que está más preocupado de igualar dramáticamente las historias de Jack por un lado y de su padre por el otro que de centrarse en una estructura narrativa lógica.


Los pocos medios hacen que se escuden en los actores. No todo el mérito de que se haga llevable recae sobre Radcliffe (que por cierto está más que mediocre en la interpretación), parte de la culpa es también del conocido actor británico David Haig. Y atención que la madre de la criatura es nada más y nada menos que Kim Cattrall (Samantha de Sexo en Nueva York)


Radcliffe con mano firme al menos está haciendo varias cosas de forma coherente en su carrera. Mientras acaba sus compromisos con la Warner por Harry Potter alterna obras de teatro arriesgadas, películas independientes australianas e incluso apariciones en series de televisión. El siguiente paso “ilógico” era ponerse a grabar una película para televisión como ha hecho. ¿Se aleja de su papel de Harry Potter? Sólo lo sabremos cuando acabe con la saga, pero desde luego lo que no se puede negar es que de sus compañeros de reparto es el que más dignamente lo está llevando.


My Boy Jack es lo que parece: una producción de parrilla televisiva basada en hechos reales y con un mínimo interés cinematográfico protagonizado por el “hombrecito” Radcliffe y que hace las delicias de las adolescentes británicas y de los que editan el DVD en Inglaterra que están comprando un nuevo cerdito para llenarlo con las ganacias.



PROS: Ver que las producciones de calidad en televisión son posibles si se pone un poco de esfuerzo.


CONTRAS: No han sabido darle el equilibrio historias más preocupados de que padre e hijo tuvieran el mismo tiepo en pantalla de que fuera necesario narrativamente.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario