VIVA ZAPATERO !

*****

Hay películas que deben ser hechas. Y de hecho deben ser vistas de vez en cuando en momentos puntuales para recordar como el hombre tiene esa tendencia enfermiza a tropezar con la misma piedra una y otra, y otra vez.

Viva Zapatero! es el título elegido por Sabina Guzzanti para denunciar la situación en Italia donde la política y la comunicación (o debería decir descomunicación) han caído en manos de una misma persona. Independientemente del corte político del espectador la idea que desprende desde el inicio es que las televisiones son un fiel reflejo del partido político al mando y cuando , además, el resto de los canales están en poder del presidente de la republica Italiana meter mano en la programación de la televisión (pública) es aún más grave.

Sabina Guzzanti es una importante humorista satírica en Italia que se atrevió a hacer imitaciones de Il Cavaglieri y de la mayoría de su ejecutivo. Cuando estaba por estrenar su programa Rai8t los ejecutivos de la cadena se echaron atrás. Entonces empezó una cruzada para que tanto las sátiras que a presentadora planteaba como la situación vieran la luz pública con toda una serie de actos que desembocaron en uno e los acontecimientos más multitudinarios para ver un espectáculo prohibido que han visto nunca en Italia.


Como documental no es una gran pieza, se trata de una película corta que es más bien un retazo de varios gags de la humorista y de vecinos extranjeros y nacionales sobre la sátira política incluyendo entrevistas con los principales culpables de la suspensión de la emisión. Sólo algunos testimonios de periodistas de renombre que no pudieron volver a trabajar después de que altos cargos les retiraran sus programas de antena por no atenerse a las directrices de la televisión pública que respondían a un gobierno y no a la libertad de opinión son verdaderamente dignos de ser consideradas fuentes interesantes.


A pesar de fracasar como documental “serio” la idea es lo que verdaderamente importa de Viva Zapatero! (nombre surrealista simplemente amparado en la concepción de libertad de nuestro país, actualmente socialista, no permitiría semejantes despropósitos en los medios de comunicación) y el mensaje con mala baba es lanzado. Ahora que los italianos han vuelto a pisar las urnas varios años después del estreno del documental su decisión democrática ha sido exactamente la misma. La conclusión a la que llego es la misma que tras ver los índices de audiencia de la televisión española. Tenemos la televisión que nos merecemos y el gobierno que votamos.



PROS:
Es una denuncia necesaria.


CONTRAS: Emplea los medios menos adecuados para ser creíble.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

1 Opiniones Constructivas :

  1. uala, esta película la vi en el cine hace años, y apenas recuerdo nada de ella... pero sí que me lo pase increíblemente bien por mucho que pareciese más una queja por la cancelación que un documental (como bien dices). Algo así como si El Tomate hiciese ahora una película reivindicándose, o como lo que Serenity fue para Firefly. Aún así eso, que me lo pasé teta.

    ResponderEliminar