ENEMIGOS INTIMOS

*****

La comedia Italiana sigue siendo tan folclorista como la española pero se atisban pequeños toques temáticos que la acercan a la nueva comedia francesa de los últimos tiempos. No sólo el cartel de Enemigos Íntimos recuerda a La Cena de los Idiotas o a Salir del Armario, si no que en realidad un poco la dirección que toma (no tanto temática como en cuanto a tratamiento) también se asemeja bastante. ¿Es un nuevo resurgimiento del género? En un país acostumbrado a clasificar todas las cintas como comedias aunque sean claramente dramas el hecho de encontrar comedias puras que buscan sólo la diversión es casi una tarea titánica pero parece que cada vez hay más que apuestan por ese camino. Todas ellas tienen algo en común. Presupuestos limitados, historias planas pro amenas, un cierto toque de comedia teatral y la presencia de Carlo Verdone en casi la mayoría.

En Italia son las que consiguen que la cuota del cine italiano se mantenga en el digno 20% de recaudación de taquilla y en algunas ocasiones incluso permiten una distribución modesta pero bastante efectiva dentro de Europa. Este es el caso de Enemigos Íntimos comedia romántica y de enredos que enfrenta a Verdone con Silvio Muccino. El primero es el director general de una cadena hotelera que despide a la madre del segundo acusándola de hurto. Este bastante molesto le pide que la readmita con poco éxito así que decide hacerle la vida imposible hasta que se enamora de la hija del empresario, obviamente sin saber que lo es para alargar el enredo, y acaban ambos unidos en una extraña y forzada amistad mientras sus dos mundos se van haciendo añicos.

En este giro cómico para Muccino del que sale con una cierta dignidad en su primer papel semiadulto no ha podido tener mejor carabina que el director de la cinta, su propio compañero de reparto. Ambos casi hombres del renacimiento ya que el guión también lleva su nombre estampado, un guión algo pueril y predecible pero bastante efectivo como producto de entretenimiento. Funciona como comedia pero fracasa al ponerse seria y quizás se alarga más de lo debido confiando en el atractivo del joven de los hermano Muccino en exceso que en esta ocasión explota su cuestionable físico dejando de lado la terrible “zeppola” (incapacidad de pronunciar una sola Ese) con al que nos obsequiaba en su infancia.

A pesar de todos los puntos flojos Enemigos Íntimos es un film que se deja ver y consigue arrancar alguna que otra carcajada.


PROS: Que se tome tantas molestias para dibujar los perfiles de los personajes.

CONTRAS: Que alarga demasiado una historia que no tiene tantos recovecos como para ser explotada en el plano dramático.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario