L’AMORE E ETERNO FINCHE DURA

*****

¡Cuanta razón recogida en una sola frase! El amor es eterno mientras dura…

La crisis de la mediana edad es un síndrome que da con especial entusiasmo a los hombres de los países mediterráneos. No sé si es una cuestión biológica o un gen atrofiado pero es cumplir los 39 y ponerse a hacer idioteces. Por supuesto los italianos y los españoles se llevan la palma. Con esa excusa de que son apasionados y latinos dejar a sus mujeres y echar canitas al aire aunque sea “virtualmente” es una afición que podía sustituir al fútbol de los domingos sin muchos inconvenientes.

Carlo Verdone (grande Verdone, sei grande!) regresa en uno de esos papeles que sabe que son apuesta segura. Gilberto, pillado in fraganti por su mujer, casualmente una psicóloga matrimonialista de la tele, en una speed-date le echa de casa sin miramientos y se ve durmiendo en casa de un amigo donde a parte de acogerle intentan ayudarle con poco éxito a rehacer su vida.

Con situaciones divertidas, otras hilarantes e incluso algunas un poco patéticas discurre el periplo de este buen hombre por encontrarse a sí mismo lejos de su familia con un resultado bastante decente dentro de la comedia actual.

Sin la presencia del Verdone, en la dirección y por supuesto en el rol principal, la película hubiera sido una pequeña patochada pero con su incuestionable carisma es un entretenimiento notable y moderado.


PROS: Verdone, come no.

CONTRAS: Alguna situación araña demasiad el límite de la realidad.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario