NUMB

*****

Leí hace poco que Matthew Perry está acabado. Que no ha hecho nada decente o que funcione en la cartelera desde que salió de Friends (menos Falsas Apariencias). Muchos sostienen que es por sus excesos, y a pesar de que él diga que su internamiento en el centro de rehabilitación fue por adicción a las aspirinas su aspecto físico hace pensar directamente en otro tipo de sustancias… Posiblemente bajo su influencia elige papeles como el de Numb.

Estar loco parece estar de moda en USA, por eso cuando Hudson empieza a sentirse mal consigo mismo recurre directamente a un psiquiatra que le cataloga en un estado disfuncional de personalidad que le hace estar terriblemente deprimido pese a parecer feliz la mayor parte del tiempo.

Una de estas comedias que pretenden picotear entre lo absurdo, lo romántico y lo Indie que acaba aburriéndote a los diez minutos de empezar porque nunca acaba de interesar lo más mínimo. La sucesión de comportamientos extraños y autodrestructivos y la fila de terapeutas que pasan por su vida para intentar poner orden y poder seguir su vida y sobre todo con su relación con Sara rodeadas de planos que pretenden ser profundos y se quedan en presuntuosos convierten Numb en una de las propuestas más aburridas surrealistas e incluso inclasificables de la cartelera y otro batacazo para la carrera del señor Perry.


PROS: El episodio de la cleptomanía de bolis.

CONTRAS: El propio Perry.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario