LA MEJOR JUVENTUD (LA MEGLIO GIOVENTU)


*****


Seguramente has oído alguna vez la expresión “producción titánica” o “gran epopeya” para referirse a una película. Pues en la mayoría de los casos son exageraciones bastante obvias pero sería bastante desacertado no usar alguna de estas expresiones para hablar de la obra más impresionante e inabarcable del reciente cine italiano.

Marco Tullio Giordana se enfrentó a su película más brillante en 2003. Su idea inicial era hacer una miniserie para televisión pero el resultado era de tal calidad que finalmente llegó a las salas de cine y conquistó premios en numerosos festivales de vine europeo estrenándose en casi todos los países de este continente. Eso sí, normalmente en varias sesiones porque como decía antes esta obra magna del cine contemporáneo tiene la poco desdeñable duración de seis horas.

Nicola y Matteo Carati son dos hermanos bastante diferentes. Tras los exámenes deciden emprender un viaje, ese viaje cambiará su vida y su forma de ser para el resto de sus días. Inician su trayecto vital gracias a una interna de un hospital psiquiátrico. Un idealista Matteo decide sacarla del centro por la sospecha de malos tratos que recibe y llevarla con su familia lo que hará cambiar los planes de su hermano Incola que quiere viajar con sus compañeros de facultad de medicina al norte. Corren los años sesenta y una convulsa Italia hace que siga los consejos de un profesor y cambie su viaje estival para convertirlo en una experiencia vital que marcará su estilo de vida. Mientras Matteo antes el más soñador de los dos ve su futuro en el ejercito. Cada vez los dos hermanos serán más diferentes y ocasionalmente cruzaran sus vidas unidos por lo bueno y lo malo que sucederá a lo largo de casi cuarenta años de sus vidas.

No falta el mensaje, el idealismo e incluso el panfleto político pero la belleza de las historias, pequeñas y cotidianas que nos acerca La Mejor Juventud es de una brillantez sublime. Bien es cierto que su visionado dividido en dos actos es una tarea complicada y que su primera parte puede ser más fluida y encantadora que la segunda pero si alguien se arriesga a ver las seis horas del tirón, como hizo la que escribe ese texto, conseguirá una perspectiva completa y bastante acertada de toda una generación.

Rodada con medios extraordinarios y con un guión al que, para ser francos, poco se le puede pulir ya, optó por la valiente idea de no fragmentar la gran historia que quería contar logrando efectivamente uno de los más fieles reflejos de la sociedad actual. Sólo por poner alguna pega, y pese a la brillantez de los actores principales, su caracterización es el único punto flaco siendo demasiado mayores en su adolescencia y demasiado jóvenes en su madurez. Luigi Lo Cascio y Alessio Boni dan un recital actoral digno de mención y se acompañan de más de una veintena de grandes actores que no desmerecen en nada con sus aportaciones. Ricardo Scamarccio tiene incluso un pequeño, más bien minúsculo papel, al final del metraje, a pesar de estar acostumbrado a interpretar personajes protagonistas o con mucho más valor dramático.

Si alguien se atreve con ella es, sinceramente, la mar de aconsejable.


PROS: Que verla del tirón se hace complicado.

CONTRAS: Esas seis horas que dura que echan un poco para atrás.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :

  1. no estoy muy puesto en cine italiano, la ultima que vi fue saturno contro, que por lo que he visto te gustó.

    fue una película que me llegó, de una forma muy sutil, al corazón, y conservo un gran recuerdo de ella.

    lo malo es que no llegan a los cines de este pais y quedan relegadas al visionado casero y pierde el encanto, si veo esta en alguna cartelera entraré de cabeza

    ResponderEliminar
  2. Jesus, para desgracia de tod cinéfilo salió de la cartelera casi el mismo día que entró. Eso sí, fue un logro debido a los premiso que consiguió que lleara tan lejos. Es muy aconsejable repescarla si cae en tus manos.

    Curiosamente en mis minivacacione spusieron La Febbre en TV3, fue un gusto y bastante extraño ver que los derechos habían sido comprados por la tele catalana y que la ponían , eso sí, a las 2 de la mañana, y en catalán. Así que espero tener la fortuna de verla pronto en algún canal incauto doblada al castellano (aunque la prefiero en VO).

    Saturno Contro es bastante buena, mejor que El Baño Turco y El hada Ignorante, simplemente porque parece más autentica que las anteriores.

    Si alguna rareza italiana s cuela en cartel te informaré, será un placer.

    ResponderEliminar