LA MOMIA 3. LA TUMBA DEL EMPERADOR DRAGÓN

*****

¿Qué tendrá Oriente? Si Indi se tomó unas copas en el restaurante Obiwan, Los Piratas del Caribe acabaron de visita por esas tierras y ahora buscan momias por China debemos deducir que tiene cierto encanto para las aventuras.

Pero parece que no siempre se obtiene el resultado que se pretende. No podemos acusar a los productores, e incluso al nuevo director (Rob Cohen que hace una película como le mola, aunque sea anacrónica en cuanto al ritmo con el resto) de ser poco fieles a sus predecesoras porque han copiado la formula sin saltarse una coma, de hecho su historia poco difiere a la planteada en la primera parte. Lo único que se puede alegar es que el cambio de escenario les ha sentado algo peor. El fantástico Arnold Vosloo se echa en falta, pero lo peor es que incluso puedes llegar a añorar a The Rock, ¡Y eso es muy grave! Porque Jet Li es el sustituto, un Li que resulta cansino, abrumador y CGIteado nos recuerda que por mucho que digan que hay momias chinas a su alrededor las verdaderas momias son las egipcias e Imhotep tenía incuestionablemente más gracia que esta psicodélica con Abomínales Hombres de las Nieves incluidos.

Quizás los más puristas también se lamenten por la perdida de la Weisz, cosa que por otra parte hace un favor a la carrera de la actriz pero son pocos los comentarios para desmerecer el trabajo de Brendan Fraser, al cual podían haber pagado la mitad y copiado planos de las anteriores versiones dejándole más tiempo libre.

Los chistes son más planos, los personajes con menos encanto e incluso el simpático y británico hermano de la señora O’Connell resulta un mero fantoche en esta representación que posiblemente no acabe con esta tercera entrega.

Es una pena que La Momia se ha conformado con parodiarse a sí misma con la nostalgia de un producto muerto que atraerá sólo a un público de 10 años a las salas.


PROS: Las gracietas y escenas de acción sacadas directamente de la pluma de los guionistas de Smallville que, aunque no funcionan en pantalla grande, son altamente reconocibles.

CONTRAS: El insufrible personaje del hijo.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :

  1. OH! el hijo, no aguanto a ese hijo, no pega nada.

    ResponderEliminar
  2. Vamos, igual que la de Indy, pero con hijo antipático.

    ResponderEliminar