CQ

*****


Es que ahora dejan hacer cine a cualquiera. Bueno, para ser exactos a cualquiera que tenga como apellido Coppola. Roman Coppola con una curtida carrera de director de Segundas Unidades eligió una de esas raras historias de metacine para estrenarse como director absoluto. El resultado es un extraño y soporífero experimento que rodó en 2001 y que pasó sin pena ni gloria para crítica y público.

Corre el año 69 y Paul (Jeremy Davies), joven montador de cine que vive en París ajo la influencia del cine experimental que se desarrolla en esta época graba todo los que le sucede en su día a día mientras lleva a cabo un trabajo para un estudio, DragonFly, una historia de espías propia de las peores Series B con chica despampanante decorados de cartón piedra y un guión tan inexistente que la rehacen cada daos minutos para contentar al productor. Tras despedir al primer director (un psicópata visionario interpretado por Depardieu) y sufrir una baja inesperada con el segundo (Jason Schwartzman) un curtido realizador en la serie Z verá su oportunidad acabar la cinta comercial a la vez que remata sus reflexiones en su cámara particular.

CQ pretende ser una parodia de todo el cine de la época que fracasa por lo pomposo y rimbombante de su discurso. Se pueden apreciar los homenajes a Barbarilla y tantos títulos y actores de la época. Es sencillo reconocer en el personaje de Enzo (Giancarlo Giannini) a Dino DiLauurentis y bastante identificable en la protagonista de DragonFly a cualquiera de las heroínas de la época luchando contra amenazas espaciales, monstruosas o fantasmales, incluso físicamente es clavada a Jane Fonda en algún plano. Pero de su original planteamiento no queda nada al cabo de media hora. Ante los ojos del espectador desfilan una serie de actores internacionales de gran prestigio que intentan dotar de una cierta gracia al os personajes a los que dan vida pero que fracasan haciendo que se conviertan en tristes collages sin alma que más que satirizar el mundo del cine lo convierten en una pantomima de sí mismo.


ANECDOTARIO. Nuestro querido Silvio Muccino se convierte en su debut “americano” en Sylvio Muccino.


PROS: Podía haber sido una reflexión muy interesante.

CONTRAS: Al final no lo es.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :

  1. DESHIELO, mi primer largometraje en doce capitulos en youtube. http://www.youtube.com/user/toninievas
    La historia de un padre, un hijo, y de sus conflictos.
    Saludos y paz en el mundo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya tela de flim. Y otra vez el primo Schwartzman por ahí.

    Qué morro tienen los Coppola bros.

    ResponderEliminar