C.R.A.Z.Y.

CCCCC

Esta cinta rodada Québec en francés se ha convertido en una cinta de culto, culto para toda una generación que ha encontrado ese equilibrio delicioso entre el cine de autor y el cine con mensaje (que normalmente ya no van tan unidos como antaño) y también para un público que busca que sus diferencias como las del protagonista no sean tan grandes para buscar su pequeño lugar en la sociedad. El gran acierto de la cinta es precisamente hacer de la cotidianeidad de las citaciones su mejor aliado para que resulte realista sin renunciar a la magia.

Zachary Beaulieu llega al mundo el 25 de diciembre del 60. Al poco de nacer sufre su primer encuentro con la muerte, algo que junto con el resto de supersticiones de su madre marcarán su vida y sus relaciones con los demás. El cuarto hermano de una familia demasiado tradicional se encontrará con el rechazo familiar desde bien pequeño y se dedicará en cuerpo y alma a no decepcionar a su padre negándose a ser homosexual para conseguir su aprecio, cariño que tampoco le llega por parte de sus hermanos y mientras lucha por seguir siendo él mismo sin desintegrar la imagen hogareña y normal que han construido sus padres comprueba como la familia se hace trizas a lo largo de las décadas narrando los hechos que suceden en las vísperas de sus cumpleaños.

Son grandes los recuerdos que puede atesorar un niño que vive la revolución sexual de los años sesenta y setenta. Pero no sólo es el sexo el que preocupa a Zac. El adolescente se encuentra ante todo un abanico de problemas como las relaciones familiares, la religión mal entendida, la libertad, el rechazo, la negación de la sexualidad, el deseo de agradar a los demás, y sobretodo la búsqueda de un sitio donde encajar sin decepcionar a los que le rodean.

Es envidiable el ambiente musical y cultural que Jean Marc Vallée no renuncia a reflejar en su cinta. Patsy Cline sonando en los momentos más duros o entrañables de sus protagonistas pero sobretodo algunas imágenes preciosistas que dotan al vida del pequeño Zac del punto de escape que tanto necesita haciendo además participe al espectador de las bromas de su protagonista.



PROS: Por fin encontrar una película donde se atreven a tratar el tema de la sexualidad como tema principal sin que lo parezca.

CONTRAS: A veces rellenar los lapsus de tiempo puede resultar agotador.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :

  1. Oleee, otro 4 para la lista.

    Qué gran película. Además le tengo especial cariño porque me descubrió a Bowie.

    Me compré el DVD versión lujosa, a ver si me acuerdo un día de ponerme a ver extras... Si lo quieres, te lo dejo.

    Por cierto, ¿conseguiste Italianetz? Si no, cuando vuelva por Madrid te la paso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Descubriste a Bowie con esto?

    Te has salvado de la colleja gracias a la distancia...

    PD: Guardame Italianez que no hay forma humana, se me resiste la bajada correcta.

    ResponderEliminar