MI LIGUE EN APUROS

*****

En un panorama plagado de películas americanas de corte juvenil llenas de chistes escatológicos y fumeta descontrolados encontrar alguna película tan absurdamente ingenua es casi milagroso. Precisamente ahí radica parte del encanto de Mi ligue en apuros.

Si le dejas hacer una película al director de Grease y de El Lago Azul el resultado sólo podía ser Un ligue en apuros. Jenny es fan de un cantante de rock, trabajando en un hotel durante el verano su famoso ídolo aparece y cuando cae accidentalmente por la borda ella salta para ayudarlo. Ambos llegan a una isla “aparentemente” desierta y ella intentará conquistarlo para cumplir su sueño. De esta forma sutilmente enmascara la música y los paisajes de playa para narrar otro romance veraniego (en clave de comedia olvidando el fiasco de Un amor en Verano). Pero el resultado es un sonoro fracaso. Consigue realizar una de las comedias más absolutamente inverosímiles de la temporada (aunque dado que se estrenó en Estados Unidos hace dos años no sería del todo correcto darle este título).

Con cuatro guaperas adolescentes encabezados por la pizpireta Amanda Bynes llevan en poco peso de la historia que comparten con decorados descaradamente realizados en cartón piedra y algún croma que da vergüenza ajena. Sus efectos especiales son casi insultantes y los fallos de raccord y de concepción de planos inexplicables para un hombre que realizó dos de las obras cumbre del cine de entretenimiento (sin contar la nostálgica El Vuelo del Navegante).

Una vez el espectador se ha metido en la sucesión de chistes tontos y ha tragado el argumento no hay ninguna opción: o comulga con ruedas de molino y traga a pies juntillas este infantiloide argumento o se levanta de la sala para no seguir presenciando el bochorno de tópicos que desfilan por la pantalla incluyendo, por supuesto, presenciar la decadencia de Alfonso Ribeiro “Carlton” para acabar de rematar.

PROS: Ideal para adolescentes descerebrados. Hay un halo de nostalgia en la ingenuidad de todo el planteamiento que tiene un cierto encanto.

CONTRAS: Un guión que no hay por donde coger acompañado de los mayores errores cinematográficos de la historia.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

2 Opiniones Constructivas :