REFLEJOS (MIRRORS)

*****

Si te pones delante de un espejo y dices tres veces “Kiefer Sutherland” te plantarán delante del altar tres días antes de la boda. Uf, da mucho miedito lo que le pasa a este señor. Y es que en mis tiempos mozos tengo que reconocer que le debo los peores ratos en el cine gracias a esa película casi olvidada en nuestros días que fue el gran clasicazo de Línea Mortal de Joel Schumacher allá por el año 90. Si, era ver la cara de Sutherland hijo y me entraba una desazón muy chunga. Desde entonces ni pena ni gloria, no sé si la boda le dejó tan traumatizado que no acertaba a levantar cabeza hasta que regresó triunfalmente ala televisión. Y ahora se reconcilia con el género fantástico con una interesante cinta de error que, para lo que estamos acostumbrados, es bastante notable.

Un expolicía algo traumatizado por un tiroteo en acto de servicio ha visto como su vida se va a pique. Su mujer le odia, vive en casa de su hermana durmiendo en el sofá y sólo encuentra un curro de mierda como vigilante nocturno de un centro comercial que se incendió hace años. En su primera ronda algo sucede al otro lado de los espejos, algo siniestro e inquietante que le recuerda lo que sucedió en el edificio y le encarga algo muy misterioso. A punto d perder la cabeza empieza a investigar para salvar su cordura y a su familia.

A pesar de no ser el colmo de la originalidad Aja es capaz de fusilar las mejores ideas del cine oriental de los últimos tiempos dando como resultado es una digna sucesión de terror psicológico en su primera parte y tensión tradicional en su último recorrido aderezado con un par de escenas dignamente rematadas con sangre gratuita como nos tiene acostumbrados el director. Es capaz de mantener la tensión sin decaer en ningún momento y además la presencia del rubio actor es un soplo de aire fresco acostumbrados a ver imberbes adolescentes sin carisma perseguidos por la pantalla. Todo esto además sin que se note que la cinta reinterpretada por el cineasta galo es un remake de In to the Mirrors por la estupenda producción y el estilo cuidado de la barroca fotografía.


PROS: Un Kiefer Sutherland rescatado para el cine

CONTRAS: Una tendencia a la previsibilidad en el desenlace fácilmente perdonable.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

1 Opiniones Constructivas :

  1. Mucho han tardado los americanos en pagar un remake de la coreana "In the mirrors" (2003). Esa fue una excelente película; sobre la que reseñas, me fiaré de tu opinión e iré a verla ahora cuando la estrenen... Ya te cuento.

    ResponderEliminar