RIPARO

*****


Riparo abarca dos de los temas más controvertidos del momento: la inmigración ilegal y el rechazo a la homosexualidad en un país donde cualquiera de las dos es casi un pecado.

Cuando Anna, una chica rica de muy buena familia, regresa de vacaciones con Mara, empleada de la fábrica de Anna descubren una poco grata sorpresa: Anis, un chico marroquí en su maletero que las usó para cruzar la frontera. El joven desconoce cómo será su nueva vida y sobre todo que se verá ligada a dos personas de las que inicialmente no conoce su relación. La forma de actuar de las italianas con Anis, y la forma de interactuar este con ellas será uno de los argumentos centrales de la cinta sin olvidar otros como la precariedad del trabajo, el rechazo de la familia, las diferencias sociales, el mundo laboral, la inmigración legal e ilegal,…

Marco Simon Puccioni parte con muchos ingredientes para poder afrontar un buen drama intimista. Quizás demasiados ingredientes. Al final su receta se queda corta de sal y le sobra una tonelada de azúcar. Con un inicio prometedor Maria De Medeiros y Antonia Liskova roban totalmente la historia que según se va volviendo más enrevesada y tortuosa las convierte en personajes apáticos con ideas enfrentadas a sus principios iniciales y que mutan totalmente de roles. Despista ver como de conversaciones íntimas y reacciones estrafalarias consiguen realizar una segunda parte donde sólo dibujan los retales reconstruidos de su inicial arranque.

Una saturante y tétrica fotografía no hace un gran favor a esta película dándole una factura de telefilm de la que podía haber escapado con cierta facilidad y dejándose seducir por la típica historia de amor a la vieja usanza con celos y acciones desesperadas para recuperar a la persona querida. Pero es fundamentalmente al intentar dibujar el personaje de Mara y su problema familiar donde parece que finalmente el director y guionista no convence. Llegados a este punto con toda la telaraña de rechazo familiar por parte de la familia de Anna y el deseo de agradar y valerse por si misma de Mara la aparición de un moribundo progenitor se antoja una apuesta arriesgada por el sentimentalismo que sólo obedece al giro que pretende dar el guión buscando el detonante para que la relación de ambas estalle usando torpemente la figura del infante marroquí, gran damnificado de esta trama y dejando siempre de lado su interesante historia y problemática.


PROS: Los dibujos iniciales de cine social.

CONTRAS: Que poco a poco se olvidan las buenas intenciones del principio.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario