EL INTERCAMBIO

*****

Clint Eastwood se ha sacado dos películas este año de la manga. Las dos con su personal firma. La única diferencia entre ellas es la megalómana historia con tintes semicomerciales que plantea en El intercambio y la personal visión de Gran Torino.

El Intercambio tiene muchas cosas buenas y un solo defecto. El problema es que su error es capaz de arruinar casi la película.

Angelina Jolie interpreta a una madre soltera, trabajadora, luchadora, valiente. Por desgracia haciendo una guardia en su compañía al regresar su hijo pequeño ha desaparecido. Se inicia entonces una búsqueda tremenda para poder llegar a dar con su paradero hasta que una agente de policía le informa que han localizado al niño. Al bajar del tren y tras meses de ausencia la convencen de que el niño que le están presentando es suyo pero ella sabe que no es así. Es en ese momento cuando la madre decide sacrificarlo todo e intentar poner en jaque al sistema de policía de Los Angeles que ha demostrado ser el más corrupto y peligroso de todo Estados Unidos.

La ambientación de Clint Eastwood es digna de alabar. Invierte dinero y entusiasmo en que cada plano te traslade a los años veinte, a su modo de vida, corrientes de pensamiento y apariencia, todo hasta que aparece en escena Angelina Jolie a la que, a pesar de que regala uno de los papeles más sufridos y agradecidos de su carrera, nos traslada a los anacronismos de nuestro tiempo porque Angelina se mueve, piensa, sufre y actúa como una mujer del siglo XXI y eso crea una barrera psicológica a la hora de entender y conectar con su personaje.

Exceptuando este detalle el resto de la película es de una corrección preocupante. La dirección consigue no dotar a la cinta de la cadencia de drama lacrimógeno, la música y la ambientación son un gran logro para Eastwood que construye la corrupción de la policía de la época con tino y distancia a través de personajes complejos y atrayentes como el carismático sacerdote interpretado por el siempre correcto John Malkovich.

Sin duda sin Angelina Jolie a la cabeza pudiera ser considerada casi una obra redonda aunque con ella la gente acude al cine a patadas… ¡No hay mal que por bien no venga!


PROS: El mimo por el detalle de Eastwood.

CONTRAS: La modernidad de la que Angelina Jolie está impregnada.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

3 Opiniones Constructivas :

  1. tú lo que tienes es envidia de ella! lo mejor de la peli, sin duda. Vivan sus labios!

    ResponderEliminar
  2. No lo hace tan mal, en comparación con otras películas que ha hecho.Y estoy muy de acuerdo, con el cariño por las cosas pequeñas que hacen que una película sea grande, que pone el gran Eastwood

    ResponderEliminar
  3. me fascina la lucidéz de tus apreciaciones, creo que tienes toda la razón y no había caído en cuenta de ese moverse de angelina, ese sufrir al modo de sufrir en el sXXI, tu mirada Ana, me encanta!!! por eso quiero hacerte una propuesta interesante, que te enviaré al mail.

    ResponderEliminar