MÁS ALLA DE LOS SUEÑOS (BEDTIME STORIES)

*****

En primer lugar una apreciación. Procedemos a analizar la última película del señor Sandler para Disney y nada tiene que ver, por suerte, con la cinta homónima de Robin Williams que era soporífera hasta la médula. Así que nos adentramos en la comedia para niños que llenará las próximas semanas las salsa de cine con los más pequeños.

No se quien es el encargado del marketing y que ostenta el poder decisorio sobre las fechas de estreno de las películas pero sin duda no ha contemplado que con la corta vida comercial de las películas en nuestros días. Estrenar Más allá de los sueños tan pronto acaba con sus posibilidades de cara al próximo periodo vacacional infantil de semana santa. Y es una pena porque la película en su género no era del todo mala.

Skeeter Bronson es un empleado de hotel, más bien es “el manitas”. Su padre era el antiguo propietario del hotel antes de que se convirtiera en la mole mastodóntica que es ahora. Cuando vendió la propiedad sólo lo hizo a cambio de la promesa de que si su hijo lo merecía podría volver a ponerse a la cabeza del mismo para dirigirlo. Pero parece que hay nuevos aires y una nueva reforma se acerca. Y en lugar de cumplir la promesa el propietario de la cadena opta por confiar en el novio de su mimada hija en lugar del joven y talentoso Skeeter. Cuando se tiene que hacer cargo de sus sobrinos descubre que su hermana los ha criado sin un ápice de imaginación así que cada noche les cuenta una pequeña historia, tras su primer cuento descubre que la imaginación de los niños consigue que lo que narra por la noche se haga realidad al día siguiente.

Más Allá de los Sueños está dirigida por Adam Shankman y protagonizada por Adam Sandler, Keri Russell, Guy Pearce, Russell Brand, Jonathan Pryce, Courtney Cox, con cameos de Rob Schneider y Carmen Electra. ¡Todo un despliegue! Pero lo más curioso es el afán de reciclaje de Sandler que tras Zohan decide dar un giro más de tuerca con una cinta totalmente infantil (con animal peludo incluido) metiéndose de lleno en un papel con pocas exigencias pero bastante lucido y con un público potencial muy agradecido.

El oeste, Grecia, el medievo o el espacio exterior son algunos de los escenarios exóticos elegidos por Skeeter para ambientar los cuentos, es decir, un montón de géneros dentro de una misma cinta. Lo cual hace las delicias de los más pequeños. Y es que a pesar de que no es una gran película si consigue el propósito para la que fue concebida: resultar entretenida.



PROS: El ritmo rápido y conseguir que todas las tramas se integren decentemente a pesar de la sobredosis de tópicos.

CONTRAS: Ver a Guy Pierce riéndose un poco de sí mismo. Pensaba que no tenía sangre en las venas.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario