HANNAH MONTANA . LA PELÍCULA

*****

Por favor, señores de la Academia, quiero que le den un Oscar a Miley Cyrus. No. No me he vuelto loca, tengo un motivo muy convincente para esta petición. En la ceremonia de los Premios de la Academia de este año fue la primera en llegar hablando de la maravillosa experiencia de hacer su primer papel en el cine, la profundidad dramática del mismo y que creía que llegaría a ser una estrella y seguramente algún día podía estar hasta nominada a la estatuilla. La pizpireta y tenaz actriz televisiva llegó la primera y se fue la última de la alfombra roja para poder proclamar a los cuatro vientos su alegría por haber llevado a la gran pantalla una historia tan bonita como Hanna Montana y tan llena de retos profesionales como montar a caballo o cantar country. Si aguantó casi cuatro horas con este discurso estoy segura de que no cejará en su empeño de conseguir este premio. Así que por el bien de la humanidad, y sobre todo de los adolescentes del mundo, ruego que le concedan el galardón y así se anime a retirarse del cine para siempre.

Hannah Montana es un personaje popular en Estados Unidos y también con cierto éxito en España. Se trata de una niña, Miley, que vive dos vidas paralelas, de una parte es una chica normal que va al colegio y hace sus cosas cotidianas y luego se convierte por arte de un pelucón rubio en Hannah Montana, una cantante de éxito mundial que da recitales por todo el mundo. Esta metamorfosis que haría sonrojarse hasta al mismísimo Superman ha dado lugar a un merchandising de videos, discos y productos varios que hace muy feliz a las arcas Disney.

En esta ocasión su padre (y a la par manager tanto en la ficción como en la vida real) decide darle una reprimenda por sus antojos y caprichos “castigándola” con dos semanas de vida familiar en su casa natal en un pueblo de la América profunda donde Hanna tendrá que convertirse en Miley y se enamorará de un apuesto muchachote viviendo peripecias que culminarán en un intento de salvar al pueblo de la construcción de un centro comercial con el consiguiente y poco novedoso enredo de personajes.

Este dilatado capítulo sirve para que la niña se regodee cantando muchos temas nuevos (que garantizan la venta de la banda sonora) y la proclamación de Miley como la gallina de los huevos de oro de la temporada. Si la mitad de sus seguidores fuera al cine el éxito ya sería rotundo. Sólo espero que no le cojan el gusto porque no sé si podríamos aguantar la secuela que, conociendo a los guionistas, seguro que acababa con un viaje de fin de curso en Europa..., y no creo que los europeos estemos preparados para ello.


PROS: No me cabe la menor duda que a sus fans les emocionará.

CONTRAS: si ya no compras la Superpop mejor ni lo pienses.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

8 Opiniones Constructivas :

  1. ¿Pero Por qué? ¿POR QUÉ? ¿Por qué te empeñas en castigar tú pobre cerebro con cuanta peli-basura proyectan en los cines? XD

    ResponderEliminar
  2. Es un virus infeccioso llamado "sadismo extremo".

    ¡Coñita!

    Una cuestión laboral. Prometo que por propia iniciativa no voy a ver "según que cosas". Pero igualmente te agradezco tu preocupación por mi salud mental XD

    ResponderEliminar
  3. pero qué haces!! mira que por el afán de tener criticados todos los preestrenos del mundo, al final acabas volviéndote loquer! es que no ves lo que me pasó a mí??? amos, mujer, quiérete un poco más, y no veas estas patrañas!!

    ResponderEliminar
  4. La niña se ve mona.

    Ahi empiezan (y acaban) todos los puntos de interés que le veo a la película (usease, ni uno).

    ResponderEliminar
  5. Mona, pero mona ¿de orangután? ¿Así en plan simio?

    Me sale la vena malvada pero tien una cara de pannnnnn...

    ResponderEliminar
  6. Querida Ana: te apoyo en lo del Oscar. Esta película es, definitviamnte, una epifanía, o como diría tu compatriota, el genial Enrique Iglesias: una experiencia religiosa, y ya más terrenales, una experiencia multiorgásmica. Miley es una artista de gran calibre, definitvamente. Lo que me preocupa es si el contenido filosófico vaya a ser malinterpretado por sus fans.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Pero Ana ¡Ana! deja de ir al cine gratis de una vez... ¡empieza a pagar las entradas para poder elegir buenas películas!

    Y pensar que, a pesar de esta racha que llevas, aún me caes bien...

    Besotessssssssss

    ResponderEliminar
  8. jajaja tu Ana bonita eres un genio...
    Lamento que a veces no paso por aqui con la frecuencia que me gustaría pero jo, cuando vengo me pongo orada y disfruto como una loca.. besos de admiradora a lo club de fans y todo jajaja

    ResponderEliminar