SUPERCAÑERAS (ST TRINIAN’S)

*****

Es bastante increíble que un título como St Trinian’s (omitiré decir nada sobre su traducción) llegue a nuestras pantallas y no es sólo por el retraso de dos años en su estreno, es por su carácter localista, su pasado televisivo y su poca proyección fuera del humor británico de brocha gorda.

Por lo demás la cinta puede parecer efectivamente un producto comercial: Rupert Everett travestido, Colin Firth pánfilo, comedia de internados femeninos, e incluso la refulgente estrella de moda Russell Brand haciendo un mínimo papel. Pero reitero, el internado St Trinian’s tiene mucho más pasado que eso.

Ronald Searle creó un cómic muy divertido donde satirizaba la enseñanza en Inglaterra en un colegio privado para señoritas con el nombre de St Trinian’s. En los 50 la ficción dio el salto al largo con una serie de cuatro cintas protagonizadas por Alastair Sim (en el papel que ahora tiene Rupert Everett y más o menos con las misma “caracterización”). Las cuatro películas fueron pronto consideradas clásicos de la comedia inglesa desfasada y gamberra.

Por eso en 2007 decidieron “revitalizar” la comedia autóctona con esta nueva versión en la que las adolescentes modernizadas, hijas de gansters, mafiosos y demás calaña de la sociedad viven en este paradisíaco entorno con sus histriónicos profesores (donde juega la baza Russell Brand) donde existe una especie de ley marcial del más fuerte en todos los subgrupos establecidos. La llegada de una nueva alumna ofrece la fresca visión de esta estereotipada congregación de féminas y la presencia del serio Ministro de Educación (Colin Firth) pone en peligro la permanencia del sistema educativo y la propia existencia del internado lo que llevará a sus alumnas a planear el robo más ingenioso del mundo para salvarlo.

El éxito de la nueva peli animó a productores y protagonistas a seguir en la línea y este año se está preparando St Trinian's, The Legend of Fritton's Gold para perpetuar esta noble saga de cine de adolescentes.

St Trinian’s tiene sin embargo un típico encanto británico que puede hacerla de difícil digestión para publico no autóctono. Las delirantes interpretaciones y los estereotipos explotados poseen ese toque de rancia nobleza británica y un poso que sólo los años ha conseguido fermentar en las frágiles mentes de los ingleses y que en España pasará desapercibido. Si se eliminan los guiños, las gracietas, e incluso el pasado de los personajes que tanto conocen en el país de la lluvia, el té y el alcohol a deshoras se diluyen en una sucesión de escenas que pierden su gracia cultural.

Con la vestimenta de cinta para adolescentes y su rebautismo como Supercañeras posiblemente la reacción de los desinformados espectadores ante tremenda sucesión de chistes zafios sea un rechazo absoluto y totalmente comprensible.

Y es que Supercañeras no es una película para España, pero ¡qué le vamos a hacer!



PROS: Una buena comedia al uso si estamos acostumbrados a este tipo de productos. Recomendable para amantes de Little Britain y sucedáneos habituados a los tópicos británicos.

CONTRAS: es una película inglesa, hecha por ingleses para un público inglés exportada para engañar bajo una apariencia americana y un título ridículo. El innecesario y sobrepublicitado cameo de Mischa Barton.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario