DATH VADER, DIRECTOR DE ORQUESTA

Pongamos que estás en un concierto de música clásica y de repente empieza a sonar la Marcha Imperial. ¡Lógico! Es una obra maestra de las bandas sonoras del cine pero claro, a pesar de que el director ponga entusiasmo al dirigir a la Orquesta (En este caso la Philharmonic Orchestra) nunca llegará a tener tanto énfasis como Darth Vader, por eso el buen hombre decide salir de entre bambalinas para tomar su “merecido puesto”.




PD. Menos mal que no le disgustó el director o habría muerto por asfixia dando un toque más jocoso a la aparición.

Compartelo:

1 comentario :

 
Copyright ©  El lado oscuro del celuloide. Designed by OddThemes