AHORA LOS PADRES SON ELLOS

*****

Se podría decir que lo más destacado que se puede decir de Ahora los padres son ellos (la tercera entrega de la comedia familiar de Ben Stiller) es que es convencional hasta la médula. Una historia algo tediosa y sin duda algo insustancial con poco humor inteligente y muchos puntos comunes que diezman los pocos puntos qu posee.

El contraste de personalidades que hizo gracia en las otras dos entregas ha agotado la paciencia de un espectador que es consciente del declive de la comedia americana asiste a la intencionalidad taquillera de los nuevos (bueno, no tan nuevos) actores cómicos unidos a los pesos pesados de la pantalla.

Ahora los miembros de la familia de apellido ridículo se enfrentan a la mirada atenta del exigente de la CIA que decide declinar la responsabilidad del control familiar a su sucesor masculino más cualificado: el enfermero (jefe) que ahora es también padre de familia responsable con una nueva amiga que dará mucho que hablar y que pensar al suegro en cuestión.

Por supuesto nada nuevo en el firmamento en una comedia lineal con un guión que roza el tedio absoluto.


PROS: Para los fieles seguidores de las anteriores sin ningún remordimiento a la hora de ver una y otra vez lo mismo.

CONTRAS. Su insustancial contenido y continente.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario