The Yellow Sea

Película: The yellow sea
Director: Na Hong-Jin
Intérpretes: Ha Jung-wo, Yun Seok-Kim, Jo Seong-Ha, Lee Cheol-Min, Kwak Byeong-Gym
Proyección. Verdi
Afluencia: 37 personas
Valoración: 5


Corea del Sur entra en la historia del cine occidental gracias a las películas de Kim Ki-Duk, sobre todo con la escalofriante "La isla". Posteriormente el director más conocido es Bong Joon-Ho con "Memorias de un asesino" y "The host". Sin embargo Tarantino dice que muchas de sus películas beben de esta cinematografía, que ahora conoce bastante difusión gracias a los festivales internacionales. En el de Sitges se presentó la obra de la que hablamos y la anterior de este director, "The chase", que aquí se estrenó directamente en DVD. La película que nos ocupa ganó el premio al mejor director y se presentó en Cannes en la sección "une certain regarde".

Su historia se centra en un pobre hombre que vive en una ciudad pequeña como es Yanji en China pero que es un enclave para ir a Rusia o a las Corea. Sus problemas viene de la emigración de su mujer a Corea del Sur en busca de una vida mejor. Pero debe dinero a los mafiosos de turno y trata de ganárselo jugando al Mahjong. Pero sus acreedores están al acecho y le proponen matar a un mafioso coreano. Acaba aceptando y además se va a ese país en busca de su esposa de la que no tiene noticias desde hace tiempo. Pero las cosas salen de otra manera.

Es un comienzo pausado, hipnótico, con dos actores que bordan sus papeles de pobres diablos, que ya estuvieron al frente del reparto de la anterior película de Hong-Ji. Después se va complicando todo con logradas persecuciones en coche y muertes y más muertes donde los cuchillos, alguna pistola, una llave inglesa, hachas y hasta un hueso de jamón nos hacen ver un aquelarre de sangre por doquier, aunque con cierto parecido al ketchup. Ello hace resentir la historia y hay momentos en que resulta poco creíble que al protagonista no lo cojan. Da la impresión que sus perseguidores son ridículos También vemos que matar no es fácil, como decía Agatha Christie y remite a "Cortina rasgada" de Hitchcock. Al final el guión es lo de menos y asistimos a una fatigosa coreografía de muerte y sangre. El final es interesante, con el protagonista, que, curiosamente, no mata a nadie, en una barca que surca el Mar Amarillo y que fallece de manera apacible. La irregularidad es la tónica dominante de esta obra.

No es de extrañar que el director de "Kill Bill" tomara nota y supere a sus maestros.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario