Shame

Película: Shame
Director: Steve McQueen
Intérpretes: Michael Fassbender, Carey Mulligan, James Badge Dale, Nicole Beharje, Lucy Walters
Proyección: Princesa
Afluencia: 98 personas
Valoración: 7


Se nota gozosamente que hay público para casi todo tipo de películas pues me sorprendió gratamente encontrar en la sala tanta gente. Y no había casquería al uso pues aunque hay desnudos de todo tipo la verdad es que no es lo esencial y la manera de rodar de este director hace que nos adentremos en el drama de Brandon (un homenaje al excesivo y genial Marlon y a "El último tango en París) un hombre apuesto, con ese aire gélido británico tan fascinante que, a pesar de sus relaciones fugaces, incluidas las de ordenador, es un hombre incapaz de detenerse y está ausente de cariño pues es incapaz de darlo y por tanto es difícil que reciba. Su situación sin sobresaltos se rompe con los problemas de su terminal en el trabajo, la aparición de su hermana en su domicilio y una relación que puede tener futuro. Todo ello le lleva a ambientes depravados magistralmente fotografiados con esos marrones maravillosos que dejan atrás los azules fríos que acompañan a Fassbender en su periplo por la pantalla.

La dirección artística también es esencial pues vemos un Nueva York y unos apartamentos ásperos que no favorecen la vida en común ni unas relaciones satisfactorias en el ámbito laboral. La película, a pesar de esta aparente indiferencia, duele y mucho. Se huye de grandes discursos en lo que demuestra McQueen que viene del videoarte y prima la imagen a la palabra. Fassbender, que acababa de interpretar a Jung, uno de los discípulos de Freud en "Un método peligroso" sigue metido en los vericuetos del sexo, está colosal en cada uno de los aspectos que tiene el protagonista, y no es de extrañar la copa Volpi en Venecia. Pero Carey Mulligan no se queda atrás y emociona con su imagen desvalida, ahita también de amor pero no ahoga esas ansias.

Como defecto destacar un final algo exagerado y rondando la moralina (la escena de la seducción con la chica que promete). Pero de todos modos es una lástima que no estuviese entre las películas candidatas a oscar (le pasó lo mismo a "Melancolía" o "Un dios salvaje"). En España también hubo una película dedicada a adicciones sexuales, "Entre las piernas", con un pesado Javier Bardem y una experta en este tipo de papeles como Victoria Abril. Esta adicción es una parábola de lo difícil que son las relaciones personales y lo terrible que es la soledad.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario