Sitges 2013: Sólo Dios Perdona

Título: Solo Dios perdona
Título original: Only God Forgives
País: UK, USA, Tailandia
Estreno en USA: 19/07/2013
Estreno en España: 31/10/2013
Productora: RADiUS-TWC
Director: Nicolas Winding Refn
Guión: Nicolas Winding Refn
Reparto: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm


Cuando has visto suficiente cine hay señales que no pasan desapercibidas. Si a los 15 minutos no tienes nada claro qué está pasando es que, o te encuentras ante algo brillante, o ante un petardo de dimensiones apoteósicas.

Digamos que en este caso decides analizar lo poco que te han dado. Básicamente Ryan Gosling, que está buenorro, se pasea por la pantalla andando muy lento y hablando aún más despacio. Todo con mucho color rojo. Bueno, incluso podemos decir que TODOS se mueven muy lento y están muy rojos.

 En una hora se han pronunciado un par de docenas de frases. Más o menos ves aparecer algo de sentido a la trama pero aparentemente tampoco es que importe, Ryan sigue caminando muy despacio y haciéndose el guapo alternando con planos surrealistas de karaokes chinos y alterofilias varias.

A los 45 minutos te asaltan las dudas, aún Ryan no se ha quitado la camiseta, ¿A qué esperan? Sigue sin tener mucho sentido nada.

En este momento entra en escena otro tailandes viejuno con una katana que se pasea de derecha a izquierda y de izquierda a derecha muy lentamente también.

Y el giro inesperado llega de la mano del argumento romántico cuando el prota convence a una lumi para que se haga pasar por su novia ante su madre, un señor mafioso sobornando lumis, ¿No sale Meg Ryan? Así tenemos dos Ryan que le da más color... Seguimos con la camiseta cutre y blanca puesta. Y seguimos rojos, no me extraña que le dieran el premio en Sitges a la mejor fotografía... Sin palabras.

Lejos de quitarse ropa ¡se pone traje! Esto es un despropósito... y llevamos la mitad de la peli...

Empieza a haber algún plano gore tirando a cutre, más karaoke y una manía bastante tocapelotas de poner música mientras los actores haban, cantan o hacen lo que quiera que hagan. Música además sacada directamente de un sueño bucólico de Lynch. Ryan sigue sorprendentemente vestido, rojo y lento.

Empieza la pelea más larga, aburrida y elegantemente vestida de la historia del cine.

Después de un discurso medio edípico la cosa finalemente va a ver su fin, lo cual es hasta bueno, porque aquí nadie va a desnudarse... Y sinceramente no era esto lo que yo esperaba... Salgo andando muyyyy lentamente de la sala mientras pienso si ir a un karaoke.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario