Pride (Orgullo)

Película: Pride (Orgullo).
Director: Matthew Warchus.
Intérpretes: George MacKay, Ben Schnetzer, Bill Nighy, Imelda Staunton, Dominic West, Andrew Scott.
Proyección: Golem.
Afluencia: 45 personas.
Valoración: 6.


Esta película británica recoge un hecho real, del que apenas hubo eco en su momento como es el apoyo de un grupo de homosexuales y lesbianas con lo que recaudaban en sus colectas a unos mineros de un pueblo de Gales, que pasaban apuros por las políticas de reconversión de Margaret Thatcher en 1984. Y lo hace con un estilo casi de comedia musical donde el ritmo es frenético, se oyen temas que recogen la efervescencia post-punk de entonces para hacer ambiente. Pero lo esencial es la convivencia entre estos grupos tan dispares (pues los jóvenes deciden llevar sus donativos a este lugar) desde su orientación sexual hasta las diferencias ciudad-pueblo, que no es algo que se ciña a ambientes latinos. También se muestran problemas de los colectivos como el machismo en el colectivo donde las mujeres poco deciden o el SIDA, la confusión sexual y en el pueblo como las fronteras de lo democrático, el aislamiento y un problema común en las fiestas como el que los varones son meros espectadores viendo bailar a las mujeres hasta que se lanza al ruedo el espectacular Dominic West. Esta convivencia (lograda la escena en que los chicos pasan la noche en una escuela, en vez de estar en las casas del pueblo) saca a la luz conflictos sexuales (divertido el diálogo entre Bill Nighy e Imelda Staunton sobre la homosexualidad reprimida del primero) y enriquece a esas mujeres, el motor de la huelga en su apoyo en sus vidas. Otra escena a destacar el canto coral de Bread and roses" que eriza la piel. Estampas todas ellas entrañables y que no me extrañó nada que hubiese en el cine un grupo de personas que aplaudiese y hasta yo pude oír un "Qué bonito" lleno de sentimiento.

El director, que firma su segunda película y que ha dirigido varios musicales en los teatros londinenses crea una obra coral con inteligencia, correcta y sin estridencias apoyado en un reparto donde mezcla sabiamente a gente con una carrera impresionante con chicos provenientes en su mayor parte de las series de televisión.  Sin embargo hecho de menos mayor cuidado en las historias personales en las que me sobran estereotipos como el chico que no tiene clara su orientación sexual o los padres o los "malos" o abuelos encantadores. No refleja de manera dura las miserias de los mineros y no veo esa gente lastimada por su trabajo y arrojados en la miseria a la que hacen frente con una sonrisa unas cuantas mujeres.  La historia dice que la lider británica hizo añicos al sindicalismo y no se hace referencia a ello con el desfile (otra de esas escenas de buenos sentimientos )en que recoge en primera fila a los mineros en el desfile del Orgullo de 1985. Salgo del cine satisfecho por esa lección de historia de tono amable, aunque con sus toques amargos y reconocer la gran ambientación, lo malo es que parece que la ciudad se presenta como algo superior al pueblo.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario