La Playa de los Ahogados

Película: La playa de los ahogados.
Director: Gerardo Herrero.
Intérpretes: Carmelo Gómez, Antonio Garrido, Luis Zahera, Marta Larralde, Celia Freijeiro, Tamar Novas, Pedro Alonso.
Proyección; Princesa.
Afluencia: 74 personas.
Valoración: 5.


La película toma como soporte una novela de Domingo Villar, también guionista junto a Felipe Vega, un clásico misterio, con la particularidad de que la acción transcurre en la costa, en el mundo de los pescadores, en Nigrán. Con la aparición del cadáver de un pescador en las rocas con las manos atadas se desarrolla una trama, que llevará a casos olvidados en el tiempo como un naufragio y la desaparición de una mujer, todo ello sucedido hace once años. El investigador que lleva el caso es amable, bien vestido, soltero y dedicado a su padre y tío fuera de su exhaustivo trabajo y le da vida de manera convincente Carmelo Gómez. Tiene por compañero en sus pesquisas a un andaluz, instalado en la tierra más cáustico, recio y descuidado y le da vida un aceptable Antonio Garrido. La trama es entretenida, muy hablada y con las sorpresas en su sitio hasta llegar al final más dinámico y con un final a lo Agatha Christie con reunión de los posibles implicados. La adaptación es correcta y se cuenta en cuatro capítulos. Da la impresión de que Gerardo Herrero, productor de "El secreto de sus ojos", "Martín Hache" o "Guantanamera" va a lo seguro trabajando con personas con las que ya ha coincidido en diferentes rodajes y buscando gente de la tierra. Pero por esa conformidad no saca partido al ambiente, aunque se pongan elementos como alguna frase en gallego, lonjas, comida, supersticiones. Parece una historia con adornos en vez de salida de las entrañas. Sobra la vida privada de los policías pues se notan sus características con sus diálogos y el rebobinar el pasado. Podía dar más profundidad con ese tiempo perdido a los personajes secundarios que se quedan en pinceladas y el desaprovechar a actores como Celso Bugallo o María Vázquez. La Galicia que se ve en la pantalla se aleja de lo folclórico y nos ofrece una fotografía y dirección artística en su sitio, quizás con la intención de no destacar para dar realce a lo que se cuenta. Pero una película debe ser mucho más que un argumento o un libro dialogado con actores. Pero no quiero dejar de destacar el gran trabajo de Luis Zahera como el pescador esquivo que hace subir el interés en la trama. Un actor grande pero poco conocido a nivel nacional y que vive entre los secundarios habitualmente.  Se pasa el tiempo volando viendo este film pero no deja poso salvo que incide en elementos de actualidad como el auge de los bodegueros o esas casas espectaculares más dignas de un publirreportaje.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén Pacheco

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario