15ª Muestra Syfy. Día 2

14.3.18 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios


AS BOAS MANEIRAS

Nunca imaginé que una de las películas de la programación de las 4 de la tarde podía convertirse en una de las mejores calificadas de la Muestra, como os comentaba este Syfy ha estado lleno de sorpresas y casi todas muy gratas. Esta cinta brasileña pintaba como una historia e hombres lobo al uso pero nada más lejos de l realidad. Una muchacha adinerada contrata  una mujer de suburbios parara ayudarle en la recta final de su embarazo, un embarazo q desde el principio se ve que es poco usual. Entre ellas surge una relación que va más allá de la amistad. A pesar de que sólo narrando esta  parte de la historia ya podíamos hablar de una película completa la cosa no queda ahí, quizás por eso hablamos de una duración que sobre pasa las dos horas porque claramente hay dos partes que bien podían haberse convertido en dos películas separadas. Finalmente la criada acoge al niño y vive con él intentando que su condición no afecte a otras persona y no haya daños.


Si algo fue una constante este año han sido los números musicales metidos a capón en las películas. Número que aparecen sin venir a cuento y que rozan el bizarrismo. Esta fue la primera de la larga lista de películas con minuto musical de este 2018. Aún así muy notable.

A DAY

Como buenos frikis ochenteros teníamos muchas ganas de enfrentarnos con esta apuesta proveniente de Corea de Sur. Según el trailer nos íbamos a encontrar con un peculiar día de la marmota en el que un médico afamado regresa a casa tras una estancia salvando vidas lo lago del mundo. Una bellísima persona a todos los efectos que pretende llegar a tiempo para el cumpleaños de su hija. Pero una cosa lleva a la otra y su hija acaba muriendo. Entonces entra en un bucle sin salida que pasa por intentar salvar a la chiquilla y le hace enfrentarse con sus decisiones del pasado.


Uno de los grandes aciertos es que descubres la trama a lo largo de las revisiones en el tipo por lo que se hace bastante llevadera teniendo en cuenta las referencias a otras cintas como Atrapado en el tiempo. Con dosis justas de acción y avanzando muy despacio consigue mantener un nivel más que aceptable.

DOWNRANGE

No me voy a repetir, podéis leer sobre ella aquí: http://www.elladooscurodelceluloide.com/2017/10/sitges-2017-dia-4.html

BRAWL IN A CELL BLOCK 99

Hay veces que enfrentarte con películas que defienden la violencia por la violencia es lo que más te apetece. Es que en ocasiones este tipo de cine está tan infravalorado que no llegamos a valorar lo que un buen pisotón reventando cabezas aporta en nuestro día a día. Brawl in cell block 99 fue una de esas perlas que se nos escapó en nuestra estancia en Sitges de la que oímos cosas buenísimas y autenticas pestes. Por eso siempre apetece verla , porque las películas con polémica son las más entretenidas y enriquecedoras.


Partimos de la base de que el año pasado nos flipó S. Craig Zahler con “Bone Tomahawk". La realización y , sobre todo, el ritmo y el sentido del humor, no era para todos los públicos pero los que disfrutamos lo hicimos como niños, ante una cinta original del Oeste que rozaba la locura. Por eso ver en el cartel esta película carcelaria por la que además el cómico Vince Vaughn recibió alabanzas era una experiencia que necesitaba vivir en primera persona. ¡Y vive Dios que merece la pena!

Contar el argumento no lleva más de dos líneas pero es totalmente irrelevante. La cinta usa como excusa la presencia de un exboxeador metido a mafioso con un código moral férreo y una violencia exacerbada en una prisión con un sólo objetivo. En ella se encontrará presos sádicos y alcaides corruptos pero todo ello es sólo el vehículo para un lucimiento de violencia exacervada y gratuita que es la mar de entretenida.

MAYHEM

Las pelícuals de madrugada suelen ser las más complicadas. Conseguir mantener abiertos los ojos a altas horas de la mañana y con el cansancio acumulado de una semana de trabajo y cuatro visionados ese día es demasiado para cualquier mente cuerda , por eso que apostasen por no estar muy cuerdo en Mayhem hizo la cosa un poco más llevadera. 


Una suerte de loco videojuego que juega con la premisa de que un virus invade un edificio de abogados sin escrúpulos. El virus priva de todo autocontrol y libera una autentica orgía de deseos primarios que llevan a cada personaje en una dirección. En el caso de nuestro protagonista a subir al piso superior para explicarle un par de cosas a sus jefes. Con pocas pretensiones, algún golpe de humor sádico y unos medios más bien reducidos podemos poner el cartel de aprobado a la última propuesta del día.

0 Opiniones Constructivas: