Molly's Game. Ella es la banca

7.4.19 Ana Belén Pacheco 0 Comentarios

El mundo del juego y las apuestas es fascinante. Desde siempre el hombre ha visto la posibilidad de cambiar su futuro basándose en los juegos de azar. La promesa de un futuro mejor que se centra en la fortuna o en los juegos de habilidad es intrínseca al ser humano y ha dado lugar a una industria increíble. 

Las apuestas y los juegos de azar son ahora mismo uno de los mercados más florecientes en la industria de los casinos, que además han sido capaces de renovarse y ampliar su mercado a la red, de forma que no es necesario salir de casa para poder echar una partida online de la ruleta
u otros juegos clásicos de casino como el Blackjack o el Poker. 

Además, las apuestas se han popularizado, de forma que no es necesario gastar mucho dinero por la emoción de la apuesta, de esa forma poco a poco se han convertido en un fértil y próspero negocio que cumple con las garantías legales y las protecciones jurídicas para ser totalmente seguros, precisamente este es uno de los temas de los que trata Molly's Game.


El juego, y más concretamente lo que le rodea,ha dado lugar a grandes films
y han seducido a los más grandes cineastas de todos los tiempos, por poner algún ejemplo Casino de Scorsese, Snake Eyes de De Palma, e incluso Ocean's Eleven de Soderbergh. En todas estas grandes obras del cine las mujeres aparecen como meros accesorios, adornos necesarios para dar glamour a una afición preminentemente masculina.
Por eso la apuesta de Aaron Sorkin es muy atractiva y se llevó el éxito de público y crítica. Además le sumas el aliciente de que se trata de una historia real basada en una novela escrita por la propia protagonista que cuenta como de ser una estrella de élite del deporte pasó a ser la reina de la organización de partidas de poker de Estados Unidos y de paso el blanco principal de una investigación estratosférica sobre apuestas y blanqueo de dinero. 

Los puntos fuertes de la cinta son sin duda sus dos protagonistas. Jessica Chastain e Idris Elba llevan todo el peso de la cinta aunque se ven bien acompañados por secundarios de primer nivel como Kevin Costner o Michael Cera. La narración en Off da un ritmo brutal a las aventuras de una mujer que ve como de la nada puede hacer una prospera carrera andando por la fina línea de la legalidad. 

Molly es un personaje carismático y que además consigue caer bien por sus principios y argumentos. La integridad de su personaje, pese a los escarceos con drogas, alcohol y las compañías y estrategias de dudosa moralidad la hacen fascinante y coordina perfectamente en su relación con su abogado defensor. 

En flashbacks muy bien narrados y con un pulso soberbio recrea el ascenso y caída de una de las mujeres más influyentes en el mundo de las apuestas de poker. Lejos de nombres propios como Vanessa Selbst, Kathy Liebert, Annette Obrestad o Xuan Liu que son capaces de competir a nivel internacional Molly se movía en la élite de las apuestas de millonarios, actores famosos, grandes nombres de los negocios, agentes de bolsa y , por desgracia, miembros de la mafia lo cual hace que su historia fuera un filón para la prensa sensacionalista y lo que le llevó a lo más alto y lo más bajo.  

Eso sí, leyendo sus memorias, de donde se extrae la historia de su vida hace que me quite el sombrero y que ese papel de "mujer florero" de las películas de apuestas que mencionábamos antes se convierta en protagonista absoluta. 

0 Opiniones Constructivas: