De Gaulle

Original: De Gaulle
Año: 2020
Duración: 108 min. 
País:  Francia 
Dirección: Gabriel Le Bomin

Guión: Gabriel Le Bomin, Valérie Ranson-Enguiale
Fotografía: Jean-Marie Dreujeu
Música: Romain Trouillet
Reparto: Lambert Wilson (De Gaulle), Isabelle Carré (Ybonne De Gaulle), Oliver Gourmet (Paul Reynaud) 
Género: Bélico / Biográfico / Histórico




A Contracorriente Films organizó el pasado Lunes 3 de Agosto un nuevo pase en Madrid y Barcelona de De Gaulle. Película dirigida por Gabriel Le Bomin y retrata un Biopic familiar del militar y político francés que dirigió las líneas de las tropas francesas durante la segunda guerra mundial. La película se ha estrenado en Francia con un gran éxito de taquilla y, tras visitar varios festivales como BCN Fest apunta a ser una película muy destacada para el próximo estreno pospuesto en la programación hacia el día 20 de Noviembre, en lugar de su primera fecha el 4 de Septiembre en los cines.

De Gaulle es el primer largometraje estrenado en cines sobre la figura del general francés. Se centra en la figura del militar a partir de los acontecimientos desde Mayo de 1940. Cuando Francia afronta un desastre militar de la invasión alemana a raíz de la batalla de Sedán. Los alemanes cruzaron los espesos bosques donde esperaban las tropas francesas, que poco pudieron hacer sino retroceder líneas ante el bombardeo provocados por los Stukas alemanes. Aniquilando en poco tiempo la artillería francesa dejando tocada las tropas aliadas dejando ruta libre para la avanzada alemana hacia el canal. De Gaulle desde la derrota y consciente de las pérdidas apuesta por continuar la lucha. Este objetivo pondrá en peligro la vida de muchas familias francesas, incluída la del propio De Gaull. Su mujer y tres hijos se ven obligados a huir de la ofensiva alemana.



De Gaulle le habíamos visto mencionado en documentales, libros de historia de la segunda guerra mundial y fue gran pensador desde la anterior guerra mundial. Una guerra con la que terminó escribiendo varios tomos con el desarrollo de todas sus memorias como sucedería posteriormente. Repasando su trayectoria nos encontramos que De Gaulle era un personaje bastante popular durante el periodo anterior a 1940.  en sus libros esclarece las causas y fisuras tácticas en la defensa. Mediante un rango de capitán dispersa las críticas hacia las grandes potencias, razonamientos profundos sufridas en su propia experiencia a la que el pueblo francés fue sometido también en la primera guerra mundial junto el primer colapso alemán 
una etapa que el mismo sufrió en lucha. 

 La película discurre en los acontecimientos a partir de 1940  y solamente narran las acciones que dan paso en acción de tiempo real en presente a las negociaciones y exilio durante los sucesos. Quizás las generaciones más recientes no conozca la figura De Gaulle tanto como al Papa, y si hubiera transformado un poco esos cimientos de presentación, dejando principalmente asentada la base y proyectada la imagen del protagonista ayudaría un poco moldear una imagen político y familiar. Eso sí, el amor, desde el primer minuto se aprecia desde una persona respetable,  educado y muy protector con sus hijas. La más pequeña con problemas de discapacidad les une una labor añadida en todo momento. La relación junto su esposa Ivonne fluye desde una razón o ética católica que se transmite acertada y elegantemente todo el film gracias la ayuda además a la maravillosa y cuidada fotografía.

 

De Gaulle es una película atípica porque excede de media los diálogos, palabras, reflexiones y negociaciones que rara vez vemos una película de guerra a estar ubicada dentro los despachos políticos. El horror de los bombardeos y la retirada de filas se narran, mencionan y poco se visualiza. Solamente la obligación del horror de separarse de los suyos durante el exilio familiar hasta reencontrarse en su retirada al reino unido es cuando puede presenciar tantas escenas dramáticas, de gente 
sumergida en horror de guerra enfermizo huyendo algún otro lugar. 

 Es curioso el amor a la nación desde el exilio ese sentimiento de gran referencia a muchos pensamientos militares de países más dictatoriales, se transforma y toca en punto común reprochando hacia los más demócratas. De Gaulle, víctima de acusaciones por encontrar vía en otra ruta deja claro desde el primer momento, que abandona su tierra dando prioridad a seguir con vida para seguir las estrategias y negociaciones desde fuera. 

 Al parecer todo este comportamiento nos da la sensación que la tierra alemana tiene un carácter inhumano, inhóspito, fuera de la cordura y razón del hombre y de su carne. La interpretación de Churchill diferencia y se distancia desde todo momento con los países que no apuestan por la democracia radicalizando una opción de progreso continuo y cooperativo. Así en Europa, Inglaterra deja claro que junto a Francia descartan aquellos países que no tienen nada que ver con ellos las opciones de dilación en dictaduras de Italia, España o Alemania... mencionando tan autoritarias, salvajes y poco desarrolladas. 
 
 
La película aunque gira en torno a la figura de De Gaulle desde el exilio en Inglaterra ,aparentemente logra engrandecerse desde la sombra. Las transiciones de secuencias interpretativas mantiene un ritmo muy coral y durante sus programas de radio  recibe telegramas desde su país reprochando de traidor a la patria..  Los cuidados diálogos y protagonismo de los actores secundarios ayuda a mantener latente un ritmo sin buscar engrandecer desde una abertura directa la figura actor principal por lo que vemos habitualmente en los biopics. La intención de encontrar esa grandeza desde un punto de vista más humano y colaborador desde el amor hacia su familia o las decisiones militares, junto las reuniones y negociaciones para concluir la guerra, tácticas de encontrar esa esperanza diaria de recuperar su país aunque sea desde fuera.

 Encontramos en secuencias, pocas veces pero añadiendo esa figura de De Gaulle más poético en alguna reflexión en frases de atardeceres profundos podemos rememorar a otras películas complementarias. "El Silencio del Mar" (Jean Pierre Melville, 1947) es la que mejor dibuja ese preciso razonamiento sobre el nacionalismo y el amor a la tierra. Contradictoriamente los acontecimientos parte desde un oficial alemán decepcionado con esos objetivos excesos de ambición y extensión para estar hecha a su medida y que no solamente se conforma con una sensación temporal de visitante, extranjero o viajero que está de paso. Según los principios del oficial, recoge principalmente la ilusión de poder tener ese fortalecimiento de sentirse amamantado por un país invadido y beber del seno de una tierra extraña y desconocida, advertencia que le dejaría fuera de lugar. La guerra desgraciadamente acaba prevaleciendo unas conductas disruptivas y destructivas dejando aterrado y afectado a toda una población civil, cuando todas las riquezas después del paso el tiempo serán siempre inconquistables y la desgracia en la civilización para volver a recuperar y desarrollarse. "Juegos Prohibidos" (René Clément, 1952) retrata esas pérdidas familiares desde un punto de vista infantil, la ayuda de la devoción de Dios en la sostenibilidad para superar las pérdidas de seres queridos.  Durante una guerra cuando tienes en riesgo vidas y estar a salvo, por mucho que quieras es imposible desear habitar esa tierra, esa pérdida de felicidad está presente siempre.












De Gaulle De Gaulle Reviewed by Jose Luis on agosto 06, 2020 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.