FE DE ERRATAS. BEN AFFLECK DIRECTOR

Son muchas las publicaciones que escriben lo mismo con el fascinante sistema de copia y pega. En Internet ver una sinopsis de una película diferente es prácticamente imposible. Aunque en realidad no acabo de ver la dificultad de resumir en una líneas un argumento.

Ahora bien, llevo un mes y pico leyendo tonterías sobre Gone, Baby, Gone (aquí Adiós, Pequeña, Adiós). Debo reconocer que con comparto el entusiasmo con la capacidad de Ben ni a la hora de actuar (siento decepcionar con esto a Kevin Smith) , escribir (sigo dudando de la autoría del guión del Indomable) y ahora de dirigir. Pero creo que tengo poderosos motivos para ello.

Primero por las “similitudes” con el caso de Madeleine (promo gratis) y después con los ríos de tinta de alabanzas a Ben Affleck con su debut en la dirección están a punto de hacerme escupir espuma por la boca. No es tan complicado consultar antes de escribir. Ben Affleck dirigió por primera vez en 1993. La “cosa” se llamó I Killed My Lesbian Wife, Hung Her on a Meat Hook, and Now I Have a Three-Picture Deal at Disney . Bonito título para una de los peores cortos que nos hayamos podido echar a la cara. Si, vale, son sólo 16 minutos pero a nadie se le escapa que esta es la PRIMERA OCASIÓN que Affleck ha jugado a ser director y no en Gone, Baby, Gone en la que además planea la sombra alargada del síndrome del Tercer Hombre (es decir que si a Carol Reed se le cuestionó la autoría de la dirección de la cinta en favor de Orson Welles en su momento no iba a ser menos el Sr. Affleck) Es normal que Ben omita que ya se puso detrás de una cámara para dirigir este corto porque, hasta él tiene que reconocerlo, es mejor olvidarlo en la memoria y empezar de cero, pero los señores periodistas, o los que escriban sobre el tema, tienen la obligación moral de recordarlo.


El hecho es que tengo en el tintero la crítica de Gone, Baby, Gone y estaba haciendo los deberes re-viendo este corto y meditando sobre el asunto debo decir que o Ben ha aprendido mucho y en muy poco tiempo o es un genio de nuestra época al no cometer ningún error de novato en su primera dirección. Si fuera lo segundo debería quitarme el sombrero porque hasta los más grandes actores que han decidido antes que él dar el paso (incluyendo a su colega Clooney) cometieron errores garrafales en sus primeras películas a pesar de sus años de profesión, su experiencia, sus asesores y su incuestionable cantidad de pasta. El misterio nunca se resolverá pero al menos podemos disfrutar de su “primer largometraje”, la frase que debería ser usada en los medios, y esperar a ver si los errores de novato aparecen misteriosamente en el segundo.

Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario