LOS CIEN PASOS (I CENTO PASSI)

*****

I Cento Passi refleja la idiosincrasia siciliana. Si pensamos que las regiones en España tienen diferencias marcadas ir a Italia es un mundo paralelo. Lo primero que viene a la mente cuando se dice Sicilia es “mafia” pues para no decepcionarnos este relato tiene su dosis de mafia, sus comunistas y sus ideologías enfrentadas. Es otra digna obra de cine político e histórico narrada una vez más de forma similar a la vista en otras recientes cintas como “Mi Hermano Es Hijo Único”, niños, jóvenes e idealistas.

Peppino Impastato a corta edad se da cuenta de que los pensamientos políticos y los enfrentamientos de sus mayores tienen una repercusión directa en la sociedad que le rodea. La muerte de su tío le lleva a conocer las ideas comunistas de un pintor que marcará su futuro. Ya de adulto en los 70 siendo comunista y activista convencido funda publicaciones y una radio como principal vehículo de propaganda. Vive en Cinisi, es una pequeña localidad en la provincia de Palermo, conocida por el aeropuerto de Punta Raisi que está en sus inmediaciones y que los poderosos jefes de la mafia local utilizan para sus negocios.


Los cien pasos a los que hace referencia su título son los que separan su casa de la de Tano Badalamenti. El mayor capo de la zona y con el que su familia conserva buenas relaciones basadas en el silencio y consentimiento. Peppino con sus revolucionarias ideas y su manera de hacerlas públicas conseguirá no sólo molestar a los mafiosos locales si no poner en peligro a su familia y a sí mismo cuando finalmente decide presentarse a las elecciones por Democrazia Proletaria.


Los hechos de la película estám basados en una historia real y una vez más la muerte de Aldo Moro marcará el destino de los protagonistas de la misma. Sería mentir si no se reconoce que de todas las películas italianas sobre el tema es la que quizás más extremista se muestra y que debido a ello su eficacia disminuye. Mientras las demás se preocupan de encontrar un punto medio para expresar las inquietudes políticas de sus protagonistas I Cento Passi toma partido por la figura de Giuseppe (Peppino es si diminutivo en italiano) y la ensalza tanto en sus errores como en sus aciertos. No se puede achacar esa debilidad a director, guionistas o actores ya que para bien o para mal los extremos en la Italia de finales de los setenta eran así de crudos y pronunciados.


I Cento Passi es casi un panfleto político y una declaración de intenciones mezclado con una realidad de la cultura italiana contra la que aún en nuestros días pretenden luchar. Si bien concebimos la mafia como nos la mostraron los cineastas americanos en el país de la bota es algo marcadamente diferente. Las mafias no son más que familias que poco a poco han ido acumulando dinero desde la época donde nadie tenía ni para comer y finalmente han optado por mantener su imperio con los mismos métodos de antaño manteniendo los contrabandos e ilegalidades para proteger a los suyos. En I Cento Passi se ve la idea de Mafia como familia, como protección y como modo de vida como en pocas cintas. Sólo por eso ya merece la pena el visionado de sus ciento catorce minutos.


Su fallo por el contrario es apoyarse desde la mitad de la cinta en su pensamiento político estancando a sus personajes y la narración.


DATOS DE LA PELICULA:
Llegó a España el 8 de mayo de 2003 tres años después de su estreno en Italia.



PROS: La visión de Peppino niño.


CONTRAS: Acomodarse en la utopía del comunismo y no atreverse a ir más allá.




Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario