JOHN RAMBO

*****

Rambo mola mucho. Es un tipo al que han metido en una mezcla de formol y anfetaminas y han dejado en una cápsula del tiempo para hacerlo salir más mazado y grande que nunca. Además es supermacho, él pesca con arco y flechas y si de das una metralleta se carga a todos los Birmanos en cinco minutos. ¡No hay nada más emocionante que ver a un ancianito de sesenta años luchando a cuerpo contra pequeños tailandesitos!


Todo en John Rambo rezuma tufillo a alcanfor y a revival ochenteno. Sus títulos de crédito con tipografía desfasada y roja, los planos, y sobre todo el pelo de este hombre sin ni una sola cana y que luce totalmente pasado de moda en todo su esplendor al final de la cinta.


La peli va de unos misioneros que deciden cruzar Tailandia, donde vive retirado Rambo, hacia Bimania que está en guerra civil desde hace años. Como no hay nadie más por la zona con un barquito acaban siendo escoltados por el exmilitar con tal mala fortuna que el poblado donde les deja es atacado y tiene que volver río arriba con una panda de mercenarios para rescatarles. Seis hombres + Rambo contra cientos de minibirmanos con mala uva. Fascinante.


Aunque hay un momento en que piensas que va a haber un acercamiento entre Rambo y la novia de Dexter, Julie Benz, afortunadamente la cosa se les pasa enseguida para volver a la esencia del filme. John Rambo es gore, saltan partes de cuerpo durante la mitad de la película, lo mismo vuelan una cabeza que rajan a alguien por la mitad. Desconozco la munición de sus nuevas armas pero crean estropicios bastante majos, mogollón de sesos por todas partes y acompañado de un guión escaso, como nos gusta el cine de acción.


Y ese Rambo, el cuerpo mazacote con esas poses de “me he hecho un poco de pupa en el hombro pero como soy un tipo del INSERSO no pasa nada, yo puedo con todo”. ¡Los pelos como escarpias oigan!


Desde luego una cinta para los que disfrutaban con la violencia poco sutil de antaño condimentada con los ríos de sangre del presente. Creo que los nostálgicos lo hemos pasado bien y las nuevas generaciones recuperan un mito, metralleta incluida, para sumar a los referentes del cine actual (y olvidando lo e la última de Rocky que fue para matarle).




PROS: Le cuesta arrancar con esas escenas de la vida cotidiana cazando cobras y "pescando en el río".


CONTRAS: Que la chica se empeña en hablar. ¡Qué le den otra pistola coñe!


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario