HORTON

*****

Echo de menos a Dumbo. No es por hacer de menos a Horton, que en realidad es un ejercicio correcto para niños pero no llega a la ternura de colega paquidermo y se queda corto comparándolo con otras producciones de Dreamworks o Disney.


Horton es un idealista. Por eso cuando una pequeña mota de polvo parece hablarle no pone en duda de que algo vivo está dentro. Pronto descubre que efectivamente hay algo ahí dentro pero lo que piensa que es un ser en realidad es una ciudad entera. En Villaquien hay cientos de habitantes que viven felices porque nunca pasa nada, pero su alcalde descubrirá que algo perturba su estabilidad y para salvar a su pueblo deberá confiar en el elefante desconocido.


El Dr. Seuss sabía perfectamente donde poner el dedo. Disfrazada de amena fábula subyacen varios temas bastante interesantes sobre todo en estos tiempos. En primer lugar desde Villaquien su simpático alcalde es padre de 94 criaturas, todas ellas niñas menos su primogénito que debe heredar el cargo. Pero su vástago no es muy comunicativo. El pobre hombre intenta establecer un sistema para ocuparse un pequeño momento con cada uno de ellos menos del rebelde que evita dedicar el tiempo a su padre. Comunicación y dedicación a la familia. Así, sutil y delicadamente vuela sobre toda la historia que transcurre en la mota.


Mientras tanto en el exterior Horton tiene su propia lucha para decir que no importa el tamaño, todos somos personas. Un canto a favor de la igualdad y de la diferencia. La canguro, dueña y señora de la selva que mantiene a su pobre cachorro en la bolsa para protegerlo, se encargará de intentar que todos entiendan que cualquier rareza o que cualquier cosa en contra de la normalidad debe ser erradicado, por es cuando el elefante pasea por la selva hablando con la flor donde se ha posado su mota hará lo posible para evitarlo.


Horton con toda esa moralina pierde de vista el sentido del humor para centrarse en los mensajes típicos de los cuentos, por eso aunque pierde esencia e interés para los mayores es ideal para los más pequeños.



PROS: La parte manga. Hilarante y graciosa.


CONTRAS: ¿Qué puñetas es la cosa amarilla? Te pasas la mitad de la película adivinando que son los animales de la selva.


Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario