WALL-E


*****

Wall-E es un entrañable robot. Los seres humanos han conseguido cargarse el planeta y han diseñado estos pequeños artilugios que funcionan con luz solar para poder limpiar la tierra mientras mandan en un crucero interestelar de cinco años a todos sus habitantes. Mientras estos “juguetitos”, mezcla entre Cortocircuito y ET, realizan su función apilando escombros para hacerla de nuevo habitable. Pero algo sale mal y el único habitante en funcionamiento del planeta setecientos años más tarde es el pobre Wall-E que coleccionará todos los objetos curiosos que encuentre mientras cumple sus “instrucciones” con la única compañía de una cucaracha adorable.

En medio de su calma y rutina adorando películas antiguas (si, el entrañable robot s un cinéfilo empedernido amante de los musicales, ¿Puede ser más perfecto?) y objetos cotidianos aparece Eva, un robot mandado a la tierra con una misión desconocida. Wall-E se enamora del perfecto robot moderno, fashion y elegante.

Pixar consigue superarse a sí misma. Es, sin lugar a dudas, una de sus mejores películas, pero sobretodo la más fiel a su espíritu. Si analizamos los cortos con los que os deleita, casi todos con más acción que palabras podemos ratificar que Wall-E era la conclusión lógica de su trabajo de todos estos años. Una cinta donde trascurre casi la mitad del tiempo sin que sus personajes se comuniquen entre ellos. Por eso las referencias al cine mudo y a la simpatía de la comedia sutil de la época dorada del cine son imposibles de evitar ya que nuestro Charlot robótico.

La banda sonora cobra una importancia vital, es el hilo conductor de la película y capaz de llevar al espectador a través de los inmensos ojos del robot hasta los sentimientos de este sin despreciar las referencias a películas clásicas de ciencia ficción con referencias bastante poco sutiles que encandilaran a un público adulto.

Lo realmente alarmante de este artilugio oxidado y abandonado es que es el personaje más humano creado por la factoría Disney en mucho tiempo, a pesar de tener un engranaje en lugar de un corazón. Es fiel, integro y entregado y protagoniza una de las historias de amor más tiernas de la pantalla. Su máximo anhelo es tan simple como poder dejar de sentirse sólo y su sola presencia anima al cambio de todos los seres humanos abotargados que tienen el privilegio de cruzarse con él.

Muchos han insistido en resaltar la valía de un mensaje claramente ecologista levantando la voz de alarma sobre el futuro incierto del planeta si seguimos tratándolo en el modo en que lo hacemos en la actualidad. Pero hay otros temas igual de interesantes como las pocas diferencias que hay entre una sociedad acostumbrada ya a poder hacer de todo desde un cómodo sofá o a alimentarse de modos bastante dudosos e incluso a comunicarse más por medios electrónicos que en persona. Es lo más grande de Wall-E, que no sólo hace que parezca que un robot esté vivo, es que en realidad lo está mucho más que muchas personas que conocemos.


Por cierto, mención a parte para su corto Presto, que acompaña con natralidad y mala baba el estreno de la cinta en las salas.


PROS: La humanidad que destila.

CONTRAS: Que nos quedemos sólo en la lectura ecológica de la cinta, sobretodo los americanos, más por miedo a verse reflejados que otra cosa.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

8 Opiniones Constructivas :

  1. A mi me gustó muxo la peli, de lo mejor en animación, vamos una obra maestra casi casi.

    Me gusta tu blog, lo añadiré a la lista del mío:

    http://cinemaworldycomics.blogspot.com/

    Pásate y comentame, te gustará.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustao mi blog, en cuanto a que lo enlacees no hay problema. Y con respecto al punto de lo del concursillo que mencionaste para diseñarte el logo de tu blog pues sin problema. Avísame cuando lo convoques y ahí estaré en falta para la competición. XD

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. efectivamente la lectura ecologista es la más triste, la más pobre

    lo bonito es eso de que justo un robot tenga más corazón que una persona, esa parte me gusta más

    beso

    ResponderEliminar
  4. El mensaje ecologista es el normal teniendo en cuenta quién hace la película. El último Nobel manda, je, je.
    Al margen de esto, la película me parece buena. Entre otras cosas, porque han sido capaces de transmitir esa humanidad y esos sentimientos en el personaje de un robot de modo muy correcto. Humanizar un animal dibujado es bastante más sencillo.
    Me gustó. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Película plomazo donde las haya que sólo destaca por lo bien que saben pintar los programadores: cada vez mejor. Si no fuera de dibujos, todos la pondriáis a parir, pues no merece menos.

    Los bichos ni siquiera son originales, pues el protagonista es una copia casi exacta del Número 5 (Cortocircuito) y la cucaracha se parece mucho a una que vi en un restaurante de tapas.

    El guión es previsible y ñoñísimo, a la par que tan políticamente correcto y tan a la onda que casi me hizo llorar de puro aburrimiento (y chillar de indignación).

    Tremendos abucheos a esta película que ganará muchos óscars pues nada mejor que criticar a los seres humanos (¡vosotros, todos!) sin fundamento para que lo premien a uno. Los premiados, luego, podrán comprarse varios yates e incluso aviones privados, mientras siguen denunciando lo malos que son los seres humanos (menos ellos, supongo).

    ¡Buuuuuhhhh! ¡Buhhhhhhh! ¡Buhhhhhhh!

    Saludos,

    Insensato UNO

    PD: Hay que adoctrinar a los niños y a las niñas. Niños y niñas: ser humano es muy malo. Tú eres MUY malo. Debes reprimirte y hacer lo que te ordene el gobierno (cualquier gobierno, el que toque). Excepto en lo sexual. En lo sexual no te reprimas: sexo a TOPE... ¡pero sólo como diversión, gimnasia o pasatiempo sustitutivo de las pipas!, que reproducirse es también muy malo porque genera nuevos humanitos que serán al menos tan malos como tú. ¡Hay que acabar con la humanidad o la humanidad acabará con el planeta! Claro que una vez que no haya humanidad, ¿de qué sirve este planeta?

    PPD: Estoy desatado. Si me censuras, lo entenderé (es mentira, no lo entenderé).

    ResponderEliminar
  6. Estando ante cine de niños que puede ver los adultos creo que pocos como Pixar son capaces de mantener el rumbo. Si, Dreamworks hizo algún inteligente producto que consiguen cargarse a base de secuelass pero son los amigos de Lasseter los que consiguen que el niño se entretenga y el padre no se duerma. Es normal que despierte vuesto entusiasmo.

    Alfredto Alfredito... ¿Estass un poco cascarrabiass? A ver si va a ser que te pasa como a Downey Jr que no comprendió el Caballero Oscuro y se ha rebotado con el mundo... El guión ñoño y predecible define a cualquier pelícual que se estrene en una sala comercial desde hace ma´s de cuarenta años. Pero no creo que sea el caso. La primera parte del film es tan divina y llena de referencias que podría entretener hasta a un insensible vacunado contra el edulcoramiento como tú.

    Parece mentira que animes a los niños a practicar sucias costumbres sexuales, precisamente tú, que castamente besas siempre sin lengua. Eres el Grinch de la animación. ¿No crees que si juzgasemos las cinta de la Ghigli tendríamos que caer en esa paradoja y no parar a reflexionar en todas las idas interesantes que subyacen bajos sus guiones?

    Y cesa de tu manía animandome a la censura o algúndía lo haré sólo por chincharte.

    ResponderEliminar
  7. Gran película, una obra maestra de nuestros tiempos, los excelsos 40 minutos iniciales son lo mejor que he visto en un cine ultimamente, tristemente la película cae un poco en su segunda parte, pero los guiños al cine del pasado la mantienen a flote.

    WALL E es el personaje más carismatico del cine en los últimos años sin decir más de 3 palabras. Increíble que un compresor de basura sucio transmita más humanidad que muchos otros.

    ¡Grandiosa!

    ResponderEliminar