THE FALL. EL SUEÑO DE ALEXANDRÍA

*****

Sólo viendo que dos nombres como Spike Jonze y David Fincher presentan la cinta la cosa promete bastante. Y es que para la segunda cinta de Tarsem Singh no se puede contar con mejores productores. El autor de esa “basura neomoderna” que fue La Celda tan llena de buenas intenciones y que quedó en un simple compendio de excelente fotografía rellena de sinsentidos requería un golpe de efecto para recuperar la brillantez de los planos y convertirlo en una cinta redonda que mereciera ser descubierta. Es precisamente lo que le sucede en esta ocasión.

Por ese motivo The Fall fue la rotunda vencedora del festival de Sitges en 2007 y por desgracia a día de hoy no ha encontrado distribución comercial en España y es muy posible que no lo consiga privando así a los cinéfilos patrios del disfrute de este ejercicio a medio camino entre el cuento y la perfección visual.

Estados Unidos, en plenos años 20 con secuelas bélicas aún visibles un hospital acoge entre sus paredes a Roy Walter, un joven especialista de cine que ha sufrido un accidente que le ha dejado momentáneamente postrado en la cama. Deprimido por el abandono de su novia y con claras tendencias al suicidio la visita de una pequeña niña de origen indio, Alexandria, con un brazo roto cambiará la monotonía de sus jornadas exigiendo que le cuente historias de piratas, bucaneros y bandidos. Así, día tras día desentramará las aventuras de cinco míticos héroes, un esclavo, un italiano repudiado experto en explosivos, un indio en busca de venganza, Charles Darwin (y su mono) y un misterioso bandido enmascarado que se enfrentarán al terrible gobernador Odius (español para más señas).

En la mente de la pequeña los personajes de su encierro hospitalario serán los protagonistas de las historias de Roy difuminando cada vez más la línea entre la ficción y la realidad.

Si hay algo que se pueda asegurar es que con tremendos productores la garantía de unos medios visuales tan innovadores y perfectos como cualquier cineasta pueda soñar era bastante obvia. De su director la visionaria historia toma la suficiente fuerza para que la fotografía no se haga con todo el peso del film. De ese modo queda una cinta redonda, llena de magia y fantasía donde cada nuevo plano tiene un hiperrealismo y belleza que es difícil no dejarse seducir.

Rodada en 23 países diferentes y usando los colores de forma muy llamativa sus dos protagonistas Lee Pace (conocido por su fantástico Pie Maker en Pushing Daisies) y la pequeña Catinca Untaru recrean una maravillosa historia de amistad, conveniencia y ficción con escenarios imposibles, malos caricaturescos y estereotipos planos que resultan altamente atrayentes y donde se animan a jugar también con la propia magia del cine.

The Fall es un festín visual como pocos.


PROS: La seducción de Lee Pace y la preciosista fotografía.

CONTRAS: Por ponerle alguna pega peca de un mínimo exceso de metraje para ser perfecta.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

7 Opiniones Constructivas :

  1. yo esta tuve la suerte de verla el año pasado en Sitges, en pantallote y tal... sobrecogedora. Y aquí seguimos estrenando Passengers o mierdas así en su lugar....maaaaah!

    ResponderEliminar
  2. ¿Dices esto para que te odie querido jugador profesional de Petanca? si es el caso lo has conseguido.

    Mira que he aguantado estoicamente pero no la estrenarán nunca en este nuestro glorioso país y he tenido que sucumbir.

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantó, aunque me llevara una colleja por no saber quien coño era Lee Pace

    ResponderEliminar
  4. jajaja, sí, la verdad es que era para darte algo de envidia y tal....(A) (angelito en el msn).

    No, no parece que se vaya a estrenar nunca, aunque de momento, sigue prevista para octubre... a ver

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Me pareció demasiado pesada, y muchas veces sin sentido.

    ResponderEliminar
  6. Esto... Yo la ví dos veces en Sitges.

    XXXXXXXD

    Ahora en serio, es simplemente maravillosa, y me encantó el modo en que salva con solvencia muchas escenas en las que cualquier otro director habría caído en el ridículo más estrepitoso.

    Un saludete!

    ResponderEliminar