PASSENGERS

*****

Un accidente de avión con sólo diez supervivientes. Una joven psicóloga al mando de sus recuperaciones. Ella inexperta e insegura, entre los que se salvaron sobre todo un joven eufórico que decide vivir a tope después de haber sufrido una experiencia tan cercana a la muerte. Pero en toda la situación comienzan a suceder cosas raras. Pequeños indicios de que algo no está bien. ¿Cómo fe el accidente en realidad? ¿Por qué los supervivientes se comportan de modo tan extraño? Y lo que es peor ¿Por qué empiezan a desaparecer?

Una flojilla Anne Hathaway que funciona muy bien en productos de factura cómica y romántica (La Joven Jane Austen) pero naufraga en este psicodrama con tintes paranormales (aunque esos tintes duren escasos segundos) al igual que un despistado y guapísimo Patrick Wilson (Hard Candy) son los protagonistas absolutos de la cinta secundados por una retahíla de nombres bastante dignos: Clea Duvall, Andre Braugher, Dianne Wiest y David Morse. Si no se pueden salvar las interpretaciones más complicado es aún justificar el pastiche del guión, una succión de sinsentidos con un sospechoso olor a rancio compuesto por un copy-paste de las últimas cintas de terror psicológico de moda con un giro que a parte de poco sorprendente resulta forzado y bastante ridículo.

Y es que la factura del film deja bastante que desear, desde su accidente de avión rematado con el cartón piedra sobrante de Lost hasta el recorte de presupuestos en guionista que somete al espectador con vueltas de tuerca indignas del cine moderno rematando con un final que clama al cielo por largo e innecesario.

Tan sumamente mala que clama al cielo en todos sus apartados: dirección, interpretación, efectos especiales, pero sobretodo, guión.


PROS: La presencia de Patrick Wilson ligerito de ropa, desde ahí la película decae terriblemente.

CONTRAS: Es insultantemente predecible y el final clama al cielo. Es posiblemente la película que se hace más larga de lo que en realidad es de toda la temporada.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

7 Opiniones Constructivas :

  1. ¿En serio? Jo, para una peli estadounidense a la que tenía ganas.

    Me encanta Clea Duvall y las dos series HBO en las que ha participado el director. Pero si todo el mundo dice que es mala, tendré que hacer caso... :(

    ResponderEliminar
  2. Muy bien, Carlos una vez más demostrando criterio a la hra de elegir pelis. En mi defensa debo decir que me arrastraron al cine" y que ni siquiera la que eligió tremendo peliculón pudo defenderla.

    Pero vamos, que te llevas una mantita y una almohada y te pasas una buena siesta. Tçu decides...

    ResponderEliminar
  3. si es que vamos a ver, si le pongo un 2 sobre 10, o así, por algo será! hazme caso, leches, y ahórrate la pasta! (o gástatela en algo mejor :P)

    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Si tienes toda la razón del mundo, yo se lo dije a mi amiga. ¡¡MIRA QUE CAP LE HA DADO UN 2!! Pero todo el mundo me ignora. Ahroa tngo la responsabiñidad de elegir una peli mala, mala, mala, pero que muy mala para devolverle el disgusto... Ya miraré tus sugerencias para vengarme :D

    ResponderEliminar
  5. Joder, otro que tenía muchas ganas de verla (y ahora me dices que es un truño...), aunque en mi caso es por Hathaway que me encanta (me pasa como a ti con el prota de Wanted :P)





    P.D: Ya me han contestado a lo de ayer, me piden fotos del desaguisao, menos mal que tiendo a fotografiar todas las que tengo...

    ResponderEliminar
  6. no sé, tan mala como ésta... ah! La Conjura del Escorial! (o Atrapado en un PIrado, of course) jejeje

    ResponderEliminar
  7. Tío, si hago eso no es que no me dejen elegir nunca ás una peli. Es que me negarán la palabra e intentarán pasar directamente a las agresiones físicas (y creo que con razón). Eres muy malo...

    ResponderEliminar