MADAGASCAR 2

*****

Mis queridos niños, ha vuelto el leoncito simpático. Aunque los adultos esperaban los ya mundialmente conocidos “pingüinos cabroncetes” que se han convertido en el autentico icono de Madagascar, la factoría de hacer dinero navideña de DreamWorks.

Por desgracia aunque la impecable factura de la cinta no tiene nada que envidiar a su predecesora su sentido del humor es bastante más escaso en esta nueva entrega. Más infantiloide y autocomplaciente con los valores tradicionales: la amistad, la entrega, la camaradería, la familia, los orígenes y demás la simpleza de su narración hace que se haga demasiado soporífera en algunos tramos.

Los simpáticos fugados del zoo de Nueva York están donde les dejamos. Atrapados en Madagascar con deseos irrefrenables de abandonar territorio hostil, para ello fletan un avión que obviamente no llega más que a medio camino, dejándoles justo en medio de la sabana africana. Allí conocerán el entrono del que fueron privados y se enfrentarán con sus miedos y necesidades. La familia para uno, el sentimiento de no ser único para otro, el amor, e incluso el reconocimiento para el miembro más débil del grupo.

Con chascarrillos protagonizados por los personajes que más cariño consiguieron del público en su anterior entrega y canciones pegadizas que tampoco vienen muy a cuento completan el estándar de hora y media de cine infantil navideño.


Aprobado justito para los más pequeños y un pequeño fiasco para sus progenitores.


PROS: La perfección visual y el diseño cuidado de la producción.

CONTRAS: lo insoportable de las historias que se empeñan en meter con calzador y los guiños “americanos”.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

4 Opiniones Constructivas :

  1. Claro, a ti no te gustan los valores tradicionales porque, en el fondo, eres un esbirro de el Maligno. ¡Retrocede Satanás! ¡¡En el nombre de Cristo yo te ordeno que abandones ese cuerpo!!

    Yo la voy a ir a ver para llevarte la contraria. Luego haré una fotocopia ampliada (¿aún existen las fotocopiadoras?) de la entrada y te la enviaré a modo de felicitación navideña.

    Claro que... animalitos que cantan... animalitos que cantan... ¡¡ANIMALITOS QUE CANTAN!!

    ¡¡¡¡NI LOCO LA VOY A VER!!!

    Ya pensaré otra forma de mortificarte.

    P.D.: Oye, cariño mío, ¿eres tú la que usa el nick HitMeRightOnTheSienWithYourPaddleMyFriend en la web http://www.club-S&M-online.com? Tras la máscara me pareció distinguir tus rulos en una de las fotos.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, coliflor, tú que eres tan maravillosa no puedes haber hecho nunca la reflexión que sigue, pero yo, muchas veces, he sospechado que el medio kilillo que me sobra es una posesión demoníaca.

    Me haría un exorcismo con un cuchillo jamonero pero mejor paso.

    ResponderEliminar
  3. VIVA LA NAVIDAD!!!!!
    No me extraña que quieran volver a New York, como yo.
    ¡¡¡¡¡Nueva Yooooork!!!!

    Lo de guiños americanos a ver si va a ser que la peli es americana, no sé no sé, me retiro a reflexionarlo.

    ResponderEliminar
  4. Los más peques la disfrutarán, pero yo no me reí en ningún momento. Ver a un león bailando no es que me provoque carcajadas.

    Lo mejor, la theme de Hans Zimmer.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar