VIERNES 13 (2009)

*****

Si yo fuera un joven adolescente americano y decidiese ver la película mi reacción obvia a la salida del cine sería la de suicidarme. Si el cine de terror ha vivido toda la vida de explotar los pánicos de los más jóvenes y sobretodo sus penosas ideas de ir a lugares oscuros a realizar actos incívicos como drogase o mantener relaciones salvajes esta película debería ser muy buena. Por eso funcionaban estas cintas de terror en los años ochenta donde las orgías con sangre eran un autentico aliciente para acudir a una sala de cine. Ahora, al contrario, con cantidad de comedias que posiblemente enseñen más carne e incuestionablemente tienen más droga de por medio lo único que se le puede pedir a una película de terror es que de algo de tirria y tenga dosis de sangre como para que alguna escena sea capaz de permaneces más de un segundo en las retinas de los espectadores. Desgraciadamente en este remake/secuela/ficción de las aventuras de Jason en el lago no sucede.

Jason, que es un tipo de costumbres, continúa su plácida vida en el campamento de verano donde “falleció” y persiste en su búsqueda de jovencitos inquietos que se asomen por la zona. Los autóctonos saben que hay desapariciones y prefieren dejarlo estar. Pero un joven (y demasiado vestido) Jared Padalecki sale en busca de su hermana que es, casi con toda probabilidad, la enésima victima del tipo de la máscara de jockey. Los excursionistas son atrapados en una suerte de trampa en forma de plantación de maría en medio del siniestro bosque (que me explique alguien quién y cómo aparece allí en medio de la nada) o lo que es peor, acuden a una casita del lago que se antojaba la mar de segura en todas las anteriores visitas hasta que llegan los tipos de hormonas revolucionadas. (Conclusión: Jason huele el sexo y las drogas).

A partir de aquí no hay mucha más novedad. El tipo siniestro persigue y mata en una serie de escenas la mar de incoherentes y el máximo aliciente es adivinar en qué orden irán cayendo las victimas y qué muertes serán más ridícula que la anterior. Puro Slasher con todos sus tópicos, música fuerte, efectos sonoros como base de la narración, demasiados planos nocturnos y actores maciz@s pero con poco (o nulo) talento delante de las cámaras.

Los fans tenían que haber intuido que cuando un tipo como Michael Bay mete dinero los resultados pueden ser bastante desiguales. Entre sus aportaciones, a parte de pagar unos cantos efectos especiales y una lancha motora para dar glamour, se encuentra el intentar convertir a Jason en una especie de tipo organizado. Y es que parece que el tipo tenga el don de la ubicuidad, por momentos algunos planos me recordaron en exceso a la capacidad de Karra en Los Cronocrímenes, siempre apareciendo con largos abrigos sobre las cuestas imposibles. En lugar de emplear los viajes en el tiempo el tipo tiene control absoluto sobre la profundidad de Cristal Lake con unos túneles la mar de injustificables. ¿Los construyó él? ¿En ese caso también fue listo y plantó la marihuana para atraes turistas sexuales? O sus sistemas de “campanillas” para saber dónde está cada jovencito descarriado y personaje para sajarle el cuello. ¡Mecachis!, estoy haciendo justo lo que me prometí no hacer: Encontrar sentido a un guión inexistente.

En todo caso, para el amante sin criterio del género, lo mismo encuentra alguna gracia el resto se pueden regodear en las incoherencias de tal manido y baldío producto.


PROS: Disculpen, estaba contratando un viaje a algún sitio macabro para ver si coincidía con el señor Padalecki. Si, ya sé que me pueden matar pero correré el reiesgo…

CONTRAS: Esto de enseñar tetas está muy bien… ¡Pero es sexista! ¡Igualdad ya!
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

6 Opiniones Constructivas :

  1. Es una pelicula que no pagaría por ver, y creo que tampoco perdería el tiempo en verla gratis.

    ResponderEliminar
  2. ¡Di que sí! ¡Abajo el sexismo e igualdad ya! ¡Que los tíos empiecen a enseñar las tetas en las películas de terror y griten cuál quinceañera cuando se le termina el saldo del movil, hombre ya!

    ResponderEliminar
  3. o sea que soy un amante sin criterio del género. Pues guay, en mi ignorancia me quedo, si puedo pasármelo teta (oh, tetas) con una película como esta. En serio, qué esperabas del remake de Viernes 13? un guión con sentido? I mean, really?

    ResponderEliminar
  4. CID.

    Según mi profe de cine hasta de la peor peli puedes aprender algo.

    Dani.

    Ya sé que te mola mogollón ver torsos masculinos desnudos, gracias por firmar la petición.

    Carlos.

    My dear, sabes que no tienes criterio ninguno, casi, casi menos criterio que yo. :D Aunque tu debilidad por el cine de terror barato es más cuestionable que tu afición por las comedias americanas. Pero aún así te queremos.

    ResponderEliminar
  5. oh! pero... per.... est.... bah, a quién pretendo engañar, si llevas toda la razón.
    ¡respetad al niño que hay en mí!

    ResponderEliminar
  6. Ves... ¡Por eso te quiero! :P

    ¡Pequeñín!

    PD. Sigo esperando qeu incluyas la foto de la ducha con cubo de Jackman en el post de Australia.

    ResponderEliminar