ENEMIGOS PÚBLICOS

*****

Debo reconocer que esperaba con entusiasmo lo nuevo de Michael Mann, sobre todo viendo el panorama de estrenos veraniegos del 2009. Esta vez lo tenía casi todo para hacer un peliculón: un plantel de actores principales y secundarios de lujo; dos de los tipos más populares en lo que a taquilla se refiere: Johnny Depp y Christian Bale y una cinta de gansters ambientada en los años treinta. Lejos de los blockbusters palomiteros con explosiones y tralla sustituir toda la pirotecnia por escopetas recortadas y duelos de titanes (en el sentido más caballeroso de la palabra) era sin duda una cita que ningún cinéfilo se podía perder.

Michael Mann a pesar de la pasión que despierta en mí tiene a veces determinados comportamientos esquizofrénicos con la cámara. Es un cineasta poco amigo de usar encuadres tradicionales o mantener planos fijos. Eso en algunas ocasiones da resultados grotescos o mareantes como sucedía en la también brillante El Dilema pero en esta ocasión consigue contener su manía para hilar una magnífica película de género con buen guión, excelentes interpretaciones y un ritmo maravilloso que sólo se puede acusar de tener un metraje demasiado extenso (cuestión que podríamos aplicar a la inmensa mayoría de sus títulos).

Y su mayor acierto es que no es sólo una película de gansters, es un drama épico y un enfrentamiento entre dos personajes que marcaron una época en lo que a delincuencia y ley y orden se refiere: John Dillinger, el atracador más famoso de la época y el afamado Melvin Purvis, defensor de las nuevas técnicas para combatir criminales y recién ascendido al mando de la zona de Chicago. Dillinger era un ladrón “simpático” que a pesar de haber destripado los mayores bancos de medio estados Unidos contaba con un cierto apoyo popular debido a su encanto personal, cosa que sabe aprovechar Mann en su guión con diálogos interesantes y atractivos.

La cinta no puede empezar mejor, en los primeros minutos tenemos una fuga, varios tiroteos y un atraco. ¿Seguirá así toda la película? Básicamente sí, aunque se permite el lujo de hacer parada y sosta en la vida sentimental del gángster de forma fugaz pero contundente definiendo así todos los aspectos del prometedor y descarado personaje de Dillinger tan apuesto y correcto como el de su némesis policial.

Tras una preponderancia de la vida gansteril la segunda mitad equilibra la balanza dotando a Bale de un protagonismo inusitado y dándole rienda suelta para robar algún plano a pesar de la seriedad y simpleza aparente de su personaje.

Es muy posible que este año Mann consiga un buen puñado de nominaciones por esta fantástica película. Todas ellas ya sean técnicas (estupenda fotografía , aunque quizás no tanto el sonido), artísticas (asombrosa la resurrección interpretativa de secundarios como Stephen Dorff que hacía tiempo no tenían un papel medianamente interesante o Marion Cotillard que consigue encandilar) o meramente cinematográfico (guión, dirección, película, ya me entienden) serán merecidas.

Muy aconsejable.



PROS: Los impagables momentos del cine “miren a su izquierda, miren a su derecha” y la incursión en la comisaría.

CONTRAS: El estilo de Mann, cámara esquizofrénica está presente toda la cinta, si no les gusta…
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

7 Opiniones Constructivas :

  1. No se por qué no me genera gran interés. Me encanta Mann, pero algo de esta peli no engancha. Pero hasta no verla no puedo opinar...

    ResponderEliminar
  2. Me pones los dientes largos (más aún) con tu crítica. Me encanta toda esta época "gansteril" y me gusta Depp así que llevo semanas deseando incarle el diente. Espero poder ir mañana...

    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Es la primera reseña elogiosa de esta película que encuentro. Y eso hace que mi interés crezca. "Heat" me parece genial, pero sus otros trabajos francamente no se le acercan. Y con estos actores sería de esperar algo bueno. Ojalá.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Contra: Johnny Deep es (en contra de lo que me esperaba y vista la magnífica fotografía del cartel) tan Johnny Deep, que cansa. Parece un mal remake de "la ventana secreta" (me refiero a la interpretación del ínclito); y la película, en si, no aporta nada ni histórica ni cinematográficamente. Salvando las distancias, me recuerda a "deprisa, deprisa", una bastardización gratuita del género negro que recurre al viejo truco de ensalzar al gangster de medio pelo criminalizando al polizonte que le pisa los talones. No me extrañaría que le diesen un puñao de oscareses, visto lo desdibujado que está el premiecillo.

    Pro: Se agradece el fresquito de la sala en agosto.

    Y post scriptum: Coincido en gran parte con tu crítica.

    Muy buen blog, dicho sea de paso.

    ResponderEliminar
  5. ¿Cómo he dejado estos comentarios sin contestar? ¿Alzeimer?

    Bueno, debo decir que Michael Mann es el "niñito de mis ojos" y que a pesar de que el señor Johnny no me ca especialmente bien (mucho menos doblado) la película es lo mejor que he visto en verano y si me pongo a meditar en lo que va de año tiene muy buen puesto.

    Por cierto, me pasaré por los blogs d elos nuevos comentaristas para cotillear como se merecen.

    ResponderEliminar
  6. Yo la he visto y también me ha gustado aunque reconozco que me empujaron a verla porque la temática no me llama. A destacar para mi el realismo de los tiroteos, algo tan sencillo pero que se echa de menos muy a menudo...

    ResponderEliminar
  7. Ahora vas y le pagas unas birras al que te llevó al cine de mi parte Karlos XD

    ResponderEliminar