UP

*****

La cita obligada para todo cinéfilo es con la propuesta de Pixar. Año tras año con sus películas han conseguido que esa reunión no sólo sea esperada, si no también muy gratificante.

Tras su sorprendente y magnífica Wall-E era muy complicado encontrar un modo de quedar decentemente bien parados con una nueva producción. Por eso cuando anunciaron que sus siguiente estreno sería una historia de un pobre anciano que tras quedarse viudo decide cumplir sus sueño y partir con su casa “a cuestas” muchos no teníamos muy altas expectativas.

Carl Fredricksen nunca fue muy hablador, por eso Ellie, su amor infantil y esposa toda la vida era el complemento perfecto. Desde los primeros recuerdos infantiles compartieron sueños que en ocasiones llegaron a buen puerto y en otras se quedaron a medio camino. La especulación consigue colocar su hogar en el punto de mira de las constructoras y un incidente acaba por desencadenar que el anciano decida por fin emprender el viaje que tanto tiempo había planeado con su mujer. Para su fortuna (o desgracia) un insistente boy scout que se encontraba en su porche acaba camino a Sudamérica con él y su pasión por los animales acaba por conformar un grupo muy heterogéneo que el pobre Carl aguantará con estoica paciencia (a veces) mientras les obliga a avanzar para plantar su casa a la ver de las Cascadas Paraíso.

Sobre todo dos aspectos son decisivos para demostrar el entusiasmo por esta cinta de animación en 3D. El primero de ellos son sus diez primeros minutos. La historia de amor de sus dos protagonistas desde que son unos críos hasta la actualidad, un compendio de setenta años con sus momentos más significativos que trascurre casi sin palabras y concentra toda la intencionalidad y motivación de su cascarrabias protagonista con una maestría envidiable.

En segundo lugar su música, una deliciosa pieza que se repite con diferentes variaciones melódicas que acompañará al espectador por los momentos más íntimos de la aventura.

El resto de elementos, en forma de personajes donde la presencia de Ellie nunca desaparece o la casa atada a un millón de globos que parece el mejor escenario inimaginable, no se ven enturbiados por algunos pasajes quizás algo infantiles o algunos personajes con forma canina de dudosa credibilidad (cuyo objetivo será posiblemente vender peluches).

Up es una película muy recomendable que conquista por su exquisito guión y por su afán de aventuras.



PROS: Su arranque y la deliciosa música.

CONTRAS: el abuso de personajes achuchables.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

3 Opiniones Constructivas :

  1. Buena critica, estoy de acuerdo contigo como has leido. Cierto es que la parte mas floja es lo de los perros pero no es tan exagerado como en otras peliculas.

    ResponderEliminar
  2. Una película deliciosa e impixarnante !)

    ResponderEliminar
  3. Lo de los perros me parece de lo más hilarante, aunque algún Doberman chirríe.

    Chapeau! A sus diez primeros minutos... La mejor pellcula de animación. La otra en cartel, IceAge3, me produjo sueño.

    ResponderEliminar