BIENVENIDOS A ZOMBIELAND

*****

Seamos sinceros. Si hay una película sobre Zombies que obligue a reírse del género ha sido y será siempre Zombies Party (Shaun of the dead). Por eso ver cualquier otra película con mala leche y humor obliga a echar mano de la memoria histórica y compararla con la gloriosa cinta británica que colocó a Simon Pegg y sobre todo al director Edgar Wright en el olimpo de los gamberros de la tierra de la eterna neblina.

Por eso sorprende que desde América llegue lo más parecido a un notable en lo que a zombies se refiere con un planteamiento original, un elenco decente, un presupuesto considerable, un guión con mala uva y algún cameo digno de mención que se puede convertir en el Spoiler de la película.

Paul Wernick y Rhett Reesehan creado la vida “y normas” de Columbus, un inadaptado social amante de los videojuegos que tras el Apocalipsis zombie decide encaminarse a su hogar para saber si su familia (con la que no hace muy buenas migas) siguen vivos o se han convertido en caníbales con ganas de desayunar cerebros. Su vida se rige por una serie de normas (por supuesto ampliables) para sobrevivir a los incesantes ataques zombies, las seguirá a rajatabla hasta que se encuentra con Tallahassee, que le arrastra hacia la destrucción de su esquema de supervivencia en su búsqueda desesperada de twinkies. Por el camino el pequeño grupo se ampliará con las desvergonzadas Wichita y Little Rock dando un poco de alegría y emociones a sus tristes vidas.

La cinta se estrenó en España el día de navidad, lo cual siempre es un guiño divertido para cualquier amante del género y venía precedida del Premio del Público 2009 de Sitges, que normalmente suele tener más brío y contundencia que el de los expertos del mismo. Por eso las expectativas puestas en Zombieland eran altas y difíciles de cumplir. Pero a pesar de nuestras iniciales reticencias hay que rendirse a esta notable comedia terrorífica con poco contenido pero gloriosos gags cómicos.

Bienvenidos a Zombieland es una gamberrada para lucimiento de Woody Harrelson, un actor desigual en sus elecciones y siempre desaprovechado en su vis cómica que en esta ocasión mezcla su habitual estilo brutote con una desternillante tendencia al salvajismo. Sus escenas dan el contrapunto ideal a una tendencia enfermiza hacia el romanticismo americano que empaña un poco el acabado de esta cinta con mucho gore divertido y alguna escena memorable de la mano de los cameos más ingeniosos.

Si me permiten citar la regla 32 “Disfruta de las pequeñas cosas”. Esta película ayuda de buen grado a disfrutar de un rato agradable, a lo mejor incluso demasiado corto.


PROS: El impresionante “actor invitado”.

CONTRAS: Su autoconciencia de parodia y la tendencia al romanticismo de quinceañeros.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

7 Opiniones Constructivas :

  1. ¿Disfrutar de pequeñas cosas?
    ¿Cómo cual?
    ¿Que se acabe la peli cuanto antes de lo mala que es?
    ¡Tontuna, tontuna!

    ResponderEliminar
  2. ¿Disfrutar de pequeñas cosas?
    ¿Cómo cual?
    ¿Que se acabe la peli cuanto antes de lo mala que es?
    ¡Tontuna, tontuna!

    ResponderEliminar
  3. Me tocó verla hace unos 15 días, con mi hijo, y la verdad me lo pasé bien- Sí tiene un aire ochentero, de hecho pocas películas sobre zombies desde esa época me han gustado como esta, es un trabajo bastante bien logrado dentro de lo que da de sí este género. Además no se anda con rodeos, desde el principio nos mete diréctamente en materia, lo cual agiliza la película y consigue crear interés. Aunque no son zombies propiamente dichos (lo que tradicionalmete se entiende, muertos vivientes) y no tengan muchas de sus características tradicionales, sino gentes infectadas por una plaga extraña, se deja ver y resulta entretenida como pocas de esta índole. Evidentemente, ya sabemos que no vamos a ver una película de autor... Al que le guste el género y se deje llevar, la disfrutará, porque además, como bien dices, tiene puntos muy divertidos

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. Deseando verla estoy... Ayer me dejé engañar por la parienta que me arrastró a ver la del McConaughey y sus rolletes pero de la semana próxima no pasa, prometido.

    Silvia se alegra y te da las gracias (saltando de tema) por la crítica de tu colega sobre Peter Pan y la parte que le toca.

    Besotes...

    ResponderEliminar
  5. Noto a JAT un poco gruñón para inaugurar el año y para más INRI atacando a una de las pocas cintas graciosas con Zombies incluidos uqe llegan a la cartelera.

    Babel ha argumentado a la perfección que el objetivo palomitero de la cinta prima en esta producción que defenderé a capa y espada.

    Daniel ya tarda en verla (y saltando de tema) aunqeu me da las gracias sólo por reproducir algo en lo que no tengo control (vamos que no he sobornado a nadie para decir lo magnífica que es su novia)

    ResponderEliminar
  6. ¿Gruñón?
    Si es que os duelen las verdades.
    jajajaja

    ResponderEliminar
  7. bueníiiiiiisima, me reí todo lo que quise

    ResponderEliminar