EL APARTAMENTO

Tu opinión: “De visionado obligatorio. Es una obra maestra”.

Jose inaugura la sección con una recomendación clásica: El Apartamento de Billy Wilder.


*****

Dicen que no se hacen películas como las de antes. En el caso del genio de Billy Wilder la verdad es que la frase es cien por cien cierto. Y se debe a su cuidado guión, ,sus hilarantes diálogos y a la forma de perfilar unos personajes sencillos pero efectivos que acaban conectado con el público con un humor siempre blanco pero con segundas.

Buxter, Jack Lemmon, es un pobre contable en una multinacional. Es afable, tranquilo y resignado. Hace horas extras, da paseos y pasa poco tiempo por casa ya que debido a su popularidad no puede ni pisarla. ¿Qué popularidad? Sencillo, sus vecinos piensan que es un Don Juan que lleva a una dama nueva cada día. Para su desgracia lo único que sucede en su su pisito de soltero es el picadero de todos los jefes de la empresa. Así mientras su única ambición es ascender y tener una vida tranquila cada nuevo “invitado” a su casa es un problema mientras intenta seducir a una joven ascensorista, Shirley MacLaine, mujer por la que suspira cada vez que coge el ascensor y que se verá ligada muy porno a su superpoblado apartamento.

La cinta obtuvo diez nominaciones y finalmente ganó cinco estatuillas Mejor Película, director, guión original, dirección artística y montaje. Hubiera sido del todo justo otorgar a sus dos protagonistas un merecido Oscar por sus interpretaciones ya que la tristeza ingenua de Lemmon es impagable mientras que la discreta elegancia de MacLaine es el contrapunto perfecto para una pareja que destila encanto. Otro dato interesante es que Wilder se llevó tres Oscars en aquella ceremonia, cosa que hasta el momento no era habitual y demostraba la gran capacidad de este cineasta que nos ha regalado las mejores comedias y posiblemente los diálogos más logrados del cine desde los años cuarenta hasta principios de los 80. Y lo mejor del caso es que no contento con ese género del cual podría dar un master se atrevido entretanto a tocar otros palos con igual suerte. Es lo que distingue el director del genio.

La indulgencia de las relaciones personales que se presentan se contrapone con los remordimientos sociales y morales de su personaje femenino observados con la limpia mirada del espectador segundón que resulta ser Lemmon. Por eso la crítica velada es mucho más fuerte sólo por los sentimientos del espectador que se agarran a la ternura del amor que despierta el personaje de Fran Kubelik con frases tan tiernas y demoledoras como: "El espejo... se ha roto". "Ya lo sé, me gusta así. Así me veo tal y como me siento" o "Si te enamoras de un casado, no te pongas rimel".

Viendo El Apartamento se da uno cuenta de que una película si puede ser redonda, desde el principio hasta el final.


PROS: Sin duda sus diálogos plagados de carácter.

CONTRAS: Que no haya cientos de cintas como esta.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

3 Opiniones Constructivas :

  1. Hola!
    Wilder encontró el punto justo entre la ironía, el sarcasmo y la ternura con este clásico infalible.
    Me gusta también la frase:
    "¿Cuántos días son necesarios para desintoxicarse uno de la persona amada? Tendría que inventarse una sonda para lavar el corazón"

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente de acuerdo. Para mi gusto una de las mejores películas de Wilder, sin duda alguna.

    ResponderEliminar
  3. Me paso por aqui simplemente para comunicarte que tienes un premio en mi blog. Por supuesto sin ningún compromiso, simplemente creo que tu blog lo merece.

    Un saludo.

    ResponderEliminar