ORIGEN

*****

La gran esperanza veraniega no tiene más que un nombre: Origen. Está envuelta de Christopher Nolan al estilo Memento, pero con dinero fresco y caras rentables. Y es que desde que el director se hiciera con la franquicia de Batman se ha permitido alternar las producciones “personales” (esta vez con presupuesto tipo The Prestige, el truco final) con el guerrero murciélago.

Origen tiene, efectivamente, mucho de Memento, no en estructura pero sí en niveles de complejidad, eso sí, siempre desde el punto de vista del nuevo público objetivo que persigue a Nolan, descerebrando un poco y minimizando el alcance se logra una intrincada red de dueños compartidos en busca de crear la idea suprema en el cerebro del durmiente. Antes he comentado que se parece ciertamente a Memento en ciertos aspectos pero no es una valoración honrada. Quizás sea algo más semejante en su planteamiento a Matriz pero elevando la trama a niveles insospechados de complejidad.

Leonardo DiCaprio es el mejor en su profesión, se encarga de llevar a cabo inmersiones en sueños ajenos para conseguir los secretos mejor guardado y pagados por empresas multimillonarias. En su obligado exilio reúne un nutrido grupo de hombre (y mujer, para dar al traste con la paridad) y planea llevar a cabo un experimento complicado pero que puede comprar su libertad.

En el caso del rebuscado mundo creado por Nolan se puede decir que el diseño de producción de Origen es impecable, da una vuelta de tuerca a las presentaciones habituales en el cine y sin duda sorprende con algunos planos surrealistas pero efectivos. Su guión es tramposo pero honesto y no se deja embaucar por la parte fácil a pesar de tener claramente algunos puntos que no agradarán a todos los espectadores. Pero lo mejor de Nolan es que a pesar de contar con DiCaprio como protagonista se ha rodeado de viejos amigos (desde Cillian Murphy a Michael Caine) y nuevas adquisiciones (Helen Page, Marion Cotillard, Joseph Gordon-Levitt o Tom Berenguer) para nutrir de estrellas su filme y hacerlo a priori aún más interesante para la taquilla. Ha añadido paisajes exóticos y ciudades europeas y se ha molestado en grabar un plano cuya duración real no llega a los segundos en varios minutos quedando elegante y salvando cualquier crítica al respecto.

Origen no me ha disgustado. Reconozco que el regustillo que deja la reflexión final del espectador es quizás el guiño más aplaudido de Nolan pero al resto de ideas que circulan sin verosimilitud en la pantalla tampoco se el pueden poner inconvenientes. Se aconseja al espectador creer ciegamente en todo lo que plantean para un optimo disfrute de la reinvención del cine de acción.


PROS: Los planos ralentizados y la estructura incomprensible.

CONTRAS: Su aire comercial y las expectativas para que sea el blockbuster veraniego.
Share on Google Plus

Sobre mi Ana Belén

Soy periodista y especialista en cine y cultura, además de otras múltiples disciplinas de la era digital. Además intentamos que este sea un hogar de frikismo y diversión, si quieres puedes localizarme en contacto@elladoocurodelceluloide.com.

0 Opiniones Constructivas :

Publicar un comentario